cómo funcionan los abdominales

¿Cómo funcionan los abdominales?

Mantener una rutina de entrenamiento físico es vital para poder gozar de buena salud física y psicológica. El abdomen es un área de nuestro cuerpo que es objeto de atención, pareciera que todo lo que hacemos y comemos tiene repercusión en esta zona. Saber cómo funcionan los abdominales y conocer algunos de los ejercicios que puedes hacer para mantener un abdomen plano será de gran utilidad.

¿Qué son los abdominales?

Los abdominales son grupo de músculos que se encuentran ubicados en la zona media de nuestro cuerpo. Los mismos son los responsables de otorgar a la persona una correcta postura e incluso, un buen equilibrio. Desde un punto de vista fitness, los abdominales representan el grupo muscular de mayor atención, tener un abdomen marcado y libre de grasa es el objetivo.

Pero no todo se debe a una connotación física, la realidad es que ejercitar esta área puede prever muchas lesiones, dolencias y malestares. Lo fundamental para conocer cómo funcionan los abdominales es que la ejercitación de esta área no debe ser vista como una obsesión, muy por el contrario, se trata de incorporar ejercicios mixtos que contribuyan a su progresivo avance.

¿Cómo funcionan los abdominales en las rutinas de ejercicio?

Los abdominales, al igual todas las demás rutinas de ejercicios, requieren de un especial cuidado. Estos movimientos deben hacerse con la mayor pericia evitando comprometer ciertas áreas de nuestro cuerpo y así evitar lesiones. Ahora bien, una respuesta básica a cómo funcionan los abdominales es que existen varios ejercicios que permiten ejercitar cada área del abdomen.

Con base en lo anterior, si eres principiante es mejor incorporar a tu rutina series de abdominales clásicos. Por otra parte, también puedes hacer abdominales hipopresivos, que no conllevan muchos movimientos y se hacen para mantener esta área fortalecida y activada.

Rutina de abdominales clásicos

cómo hacer abdominales

Los abdominales más comunes son los clásicos. Para ello, debes acostarte en el piso o en una colchoneta especial, para evitar un impacto en la espalda. Flexiona las rodillas, de manera que el ángulo que armes permita que los talones de los pies queden lo más cerca posible de la parte anterior de los muslos. Apoya las manos sobre los laterales de la cabeza (evita colocar las manos en la nuca, dado que podrías empujarla y causar lesiones).

Ahora, acerca el torso hacia las rodillas sin levantar la espalda del suelo. Mientras haces esto, mantén la tensión sobre el abdomen. Recuerda inhalar al momento de descender y exhalar mientras subes. Puedes hacer de 10 a 15 repeticiones en 3 series, tres veces a la semana. Recuerda que en este ejercicio es fundamental mantener la presión y el peso en el abdomen y no en la espalda, asimismo, evita levantar o ejercer presión sobre la cabeza.

Rutina de abdominales hipopresivos

Acostado en el piso o sobre una colchoneta, mantén las rodillas semiflexionadas. Ahora realiza dos o tres respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. En la cuarta respiración contén el aire por 8 segundos y mantén el abdomen tenso, hasta que sientas las costillas abrirse paso. Este ejercicio lo puedes repetir 10 veces en 3 series.

Los ejercicios abdominales son muy fructíferos para fortalecer el área media de nuestro cuerpo y para quemar grasa. Saber cómo funcionan los abdominales es vital para hacer rutinas de ejercicios que sean sanas y eviten comprometer nuestro cuerpo.

Si te interesó, puedes visitar las siguientes entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *