de qué forma funciona la academia mexicana de la historia

¿Cómo funciona la Academia Mexicana de la Historia?

El recuento de la historia es una actividad esencial para la vida humana. A través del estudio del pasado, pueden comprenderse mejor las situaciones de la vida actual. Y es una ventana que permite ver la evolución de las poblaciones. En el caso de México, existe la Academia Mexicana de la Historia. A continuación, en este artículo, te explicamos más acerca de cómo funciona la Academia Mexicana de la Historia.

Historia de la Academia Mexicana de la Historia

La Academia Mexicana de la Historia es una institución producto de la historia de la creación de las academias. En este sentido, las primeras academias fueron fundadas en Francia, durante el siglo XVII. De esta manera, fue el rey Felipe V, quien tuvo la idea de crear academias similares en España. Fue así como en el siglo XVIII, en 1713, se creó la Real Academia Española.

Más tarde, en 1738, sería establecida la Real Academia de la Historia en España. A partir de aquí, es que el estado mexicano toma su inspiración para constituir una academia propia. Así, los primeros intentos por lograr esto se dieron en 1836. Aunque, debido al clima inestable a nivel político, no se pudieron concretar los proyectos. Y no siguieron adelante sino hasta después de que cae el Segundo Imperio de México.

Todo esto nos ayuda a entender mejor cómo funciona la Academia Mexicana de la Historia. Ahora bien, pese a que siguieron adelante, no se concretaron pronto. Esto debido a la existencia de corrientes de pensamiento antihispanistas dentro del país. La Academia Mexicana de la Historia fue creada oficialmente en 1919.

¿Cómo funciona la Academia Mexicana de la Historia?

funcionalidades de la academia mexicana de la historia

Continuando con lo anterior, en el momento de su fundación, la academia contó con 24 miembros. Entre estos, teníamos figuras como Francisco A. de Icaza, padre de la famosa novelista Carmen de Icaza. De igual forma, el director en ese momento fue Luis González Obregón, considerado una eminencia en la historia mexicana.

Siguiendo esta línea, el principal objetivo de esta academia es impulsar, desarrollar y fortalecer los estudios históricos mexicanos. Otro aspecto importante de cómo funciona la Academia Mexicana de la Historia, es la difusión. Esta organización busca facilitar el acceso a los conocimientos históricos a la población general. Del mismo modo, esta fomenta la preservación del patrimonio histórico del país.

Memorias de la Academia Mexicana de la Historia

En 1942, la institución hace circular su primera publicación periódica, llamada Memorias de la Academia Mexicana de la Historia. Allí, se recopilaban diferentes artículos referentes a investigaciones históricas. También, se publicaban discusiones científicas relevantes y diferentes contenidos de interés histórico.

En adición a esto, en la actualidad, la academia ofrece diferentes cursos y diplomados en esta área. De modo que los interesados puedan formarse y actualizar sus conocimientos.

¿Dónde se ubican?

La sede actual de la Academia Mexicana de la Historia, está en la plaza Carlos Pacheco. La cual lleva el nombre de Carlos Pacheco Villalobos.

Por último, si este artículo sobre cómo funciona la Academia Mexicana de la Historia te ha sido útil. Puede que quieras leer más de nuestro blog:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *