cómo funciona la acústica arquitectónica

¿Cómo funciona la acústica arquitectónica?

Los espacios al construirse se construyen en base al funcionamiento que tienen; por ello se rigen de elementos y características especiales. Por ejemplo un estudio musical no tiene una estructura arquitectónica igual a una oficina común, esto se debe a que ambos cumplen con funciones diferentes. Para entender una construcción en la que influye el sonido, debes conocer cómo funciona la acústica arquitectónica.

Acústica y arquitectura

cómo funciona la acústica arquitectónica elementos

Antes de explicar cómo funciona la acústica arquitectónica explicaremos ambos términos por separado. El primero es la ciencia que estudia el sonido en toda su amplitud, desde cómo se produce, se propaga, registra y reproduce. Esta disciplina que se enfoca en las ondas sonoras es parte de la física que conoce acerca del timbre, duración, tono e intensidad de un sonido.

El segundo término se refiere a la técnica de idear, diseñar y construir estructuras, instalaciones o edificaciones que sean útiles para el ser humano. Es decir la construcción funcional y estética.

Ahora bien, ¿al unir ambas disciplinas que se logra? Una disciplina que se enfoca en la propagación y aislamiento de las ondas sonoras dentro de un recinto. Su estudio comienza desde que el sonido sale de su fuente de origen hasta que llegan a su objetivo (o audiencia). Su objeto de estudio son los mismos que la acústica en si misma pero en el interior de una estructura, como teatros, auditorios, estudios de grabación, etc.

¿Cómo funciona la acústica arquitectónica?

La acústica arquitectónica gira entorno a un planteamiento y es que toda sala afecta el sonido que se propaga en su interior. Por ello, estas salas deben tener cualidades que adapten al comportamiento del sonido según su:

  • Eco: se origina de forma repetitiva cuando la onda sonora se refleja perpendicularmente en una pared que se encuentra a unos 17 metros.
  • Reverberación: fenómeno producido en los espacios cerrados, amplios y vacíos que se origina al prolongarse y extinguirse el sonido original. Aquí la acústica arquitectónica usa materiales que absorban para evitar tal fenómeno, pero de todas maneras la reverberación es necesaria.
  • Resonancia: consiste en la vibración que emite un objeto con una fuerza periódica. Esto genera que la onda tenga una vibración de mayor proporción.
  • Ambiencia: sensación auditiva generada por la distribución en el tiempo de las reflexiones tempranas.
  • Campo sonoro: es el valor que tiene el nivel de presión sonora en cada zona del recinto. Tiene dos componentes: el campo directo y el campo reverberante.

Materiales usados en la acústica arquitectónica

Para lograr el aislamiento y condicionamiento acústico perfecto para los determinados espacios se usan materiales especiales en su construcción.  Entre los materiales absorbentes está la lana de vidrio que se usan conjuntamente con paneles protectores. Su presentación puede ser en fieltro o panel rígido; es capaz de convertir en calor la energía acústica.

La espuma de polieturano es la espuma acústica más conocida se fabrica en forma de cuñas anecoicas y está hecha a base de poliéster. Su rango acústico se encuentra entre 20kg/m3 y 30kg/m3. Otras de las espumas acústicas son: la espuma a base de resina de melanina, espuma de aluminio y la espuma de celulosa.

De esta forma es cómo funciona la acústica arquitectónica; sin ella estos recintos especiales no proporcionarían la mejor calidad de los sonidos y estos se verían perjudicados.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *