qué es la adopción cerrada

¿Cómo funciona la adopción cerrada?

La adopción cerrada es un proceso legal donde la familia biológica ni la familia adoptante conocen la identidad ni ninguna información acerca del otro, además, cualquier información que se lleve a cabo de algunas de las familias, estará sellada por completo. Lee en este post cómo funciona la adopción cerrada.

¿Qué es?

También conocida como la adopción confidencial o la adopción de secreto. La adopción cerrada es un proceso donde un niño es adoptado por una pareja u otra familia y la información de registro de los padres biológicos quedan sellados. Generalmente, el padre biológico no se registra ni en el certificado de nacimiento del niño.

La adopción de un niño mayor que ya había conocido a sus padres biológicos no se puede realizar de forma secreta o cerrada. Anteriormente, este tipo de adopciones era el más común y popular, llegando a alcanzar el máximo en el tiempo de la post-II Guerra Mundial Baby Scoop.

Hoy en día aún se realizan procesos con la adopción cerrada pero está coexistiendo con la adopción abierta.

Los registros de selladas permiten evitar de forma eficiente que los padres biológicos o el adoptado puedan saber algo uno del otro, sobre todo antes cuando no existía el internet.

La Asociación Internacional de las Personas Adoptadas no acepta de ninguna manera la adopción cerrada debido a que es sumamente traumático para el bienestar psicológico del niño adoptado.

No obstante, la creación de organizaciones sin fines de lucros y compañías privadas que se encargan de ayudar a varias personas con los registros de sellado, ha sido de forma muy eficaz para ayudar a aquellas personas que quieren conectar con su familia biológica.

Conoce cómo funciona la adopción cerrada antes de pasar a discutir cuál es la mejor en cuanto a la adopción abierta o cerrada.

¿Cómo funciona la adopción cerrada?

por qué elegir la adopción cerrada

En la adopción cerrada, los padres biológicos y los padres que adoptarán estarán trabajando por medio de un tercero o una agencia. No tendrán contacto alguno y además se tiene extremo cuidado para poder evitar que alguna de las dos partes conozca la identidad de la otra pareja.

Desde entonces, se brinda información a los padres adoptivos acerca del historial médico del niño y cualquier otro factor que se considere importante y oportuno.

La información en cuanto a la adopción y los padres biológicos se mantendrá sellada en la adopción cerrada. Comúnmente los adoptados necesitarían una orden del tribunal para que se pueda liberar la información.

No obstante, a finales de los años 90’s, varios estados han optado por permitir que los adoptados mayores de 18 años puedan tener los expedientes abiertos sin necesidad de pasar por un proceso legal ante el tribunal. Esto es gracias a la tendencia creciente en varios países en cuanto las adopciones abiertas.

Ahora que hemos comprendido un poco más cómo funciona la adopción cerrada, te invitamos a leer los pros y contras de una adopción abierta vs adopción cerrada y así ayudarte a tomar la mejor decisión para ti.

Adopción abierta vs cerrada. ¿Cuál es mejor?

Como dijimos en la sección de cómo funciona la adopción cerrada, nos basaremos en explicar qué es una adopción abierta y por qué sería mejor que la adopción cerrada, sin embargo, esto dependerá de cada pareja que desea adoptar o de los padres biológicos que desearán entregar a su hijo en adopción.

Adopción abierta

La adopción abierta es cuando los padres adoptantes y los padres biológicos conocen la identidad de unos del otro. De forma continua, existe un contacto directo entre ellos.

Muchos expertos afirman que este tipo de adopción es emocionalmente saludable para todas las partes que están involucradas.

No obstante, se debe tener en cuenta que aunque las identidades sean conocidas y exista una relación continua, el objetivo de la adopción es terminar los derechos paternos de los papás biológicos y darles esos derechos a los papás que adoptarán al niño.

Entonces, si los papás deciden terminar el contacto o las visitas con los padres biológicos, estos tendrán dificultades para mantener la relación con el niño.

En cambio, la adopción cerrada, como se ha explicado a lo largo del post, ninguna de las dos familias tendrán interacción, ni contacto ni ninguna información que les revele la identidad de uno del otro.

Si te gustó la información acerca de cómo funciona la adopción cerrada, te invitamos a seguir leyendo los siguientes posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *