¿Cómo funciona el alcohol isopropílico para la limpieza? 🧼

alcohol isopropílico para la limpieza
El alcohol isopropílico se utiliza en la limpieza como desinfectante, disolvente y antiséptico efectivo.

Eliminar la suciedad y evitar las enfermedades es el objetivo principal de la mayoría de los productos de limpieza, sobre todo aquellos que tienen propiedades antibacterianas. Aunque existe una amplia gama de estos artículos desinfectantes, hay uno que gracias a sus componentes resalta sobre los demás. Es por ello que sabrás cómo funciona el alcohol isopropílico para la limpieza, uno de los productos más utilizados para mantener la higiene en muchos ámbitos.

¿Qué es el alcohol isopropílico para la limpieza?

El alcohol isopropílico de limpieza es un tipo de desinfectante, disolvente y antiséptico altamente efectivo. También conocido como alcohol de limpieza, es un compuesto químico cuyos elementos son 3 carbonos y un único grupo –OH no terminal. Gracias a sus características principales es utilizado ampliamente para todo tipo de limpieza, desde componente para otros productos de limpieza hasta uso sanitario e industrial.

Principales características del alcohol de limpieza

A diferencia de otros alcoholes, este producto de limpieza tiene ciertas propiedades que lo hacen más beneficioso para la salud. Entre estas características principales destacamos:

Rápida evaporación

La rápida capacidad para evaporarse es la principal característica de este producto. Esto permite una limpieza completa de las superficies sin dejar ningún tipo de residuo. De esta manera, el alcohol isopropílico es ideal para limpiar objetos delicados y frágiles, como equipos electrónicos, computadoras, cristales, mesas de vidrios, etc.

No es abrasivo

En relación con lo anterior, el alcohol de limpieza no es abrasivo. En este sentido puede utilizarse en cualquier superficie sin temor a dañarlas, lo que permite eliminar la suciedad de manera rápida y segura. Esto lo diferencia del alcohol etílico, usado para limpiar las heridas, puesto que este ultimo es mucho más abrasivo e incluso corrosivo.

Diluyente de alta volatilidad

Como disolvente, este tipo de alcohol es un potente diluyente de elementos no polares. Además de ser menos toxico que otras opciones, tiene una alta volatilidad de trabajo. Esta característica lo hace perfecto para limpiar manchas de grasas y aceites de maquinarias, dispositivos electrónicos y elementos ópticos o médicos.

usos del alcohol isopropílico

Usos comunes del alcohol isopropílico

El alcohol isopropílico de limpieza puede ser utilizado en una diversidad de superficies y permite realizar casi cualquier tipo de aseo. Entre sus usos más comunes tenemos:

  • Eliminar ciertos virus y microorganismos patógenos gracias a sus propiedades desinfectantes y antibacteriales.
  • Esterilización de algunos instrumentos a través de la inmersión, como bisturís, tijeras quirúrgicas, agujas, etc.
  • Limpieza para aparatos electrónicos, espejos y cristales.
  • Como componente principal en limpiadores multiuso, detergentes y productos de limpieza para suelos y paredes.

Sin duda alguna, este tipo de compuesto químico tiene grandes beneficios para el mantenimiento del aseo tanto doméstico como profesional e industrial. Por tanto, al comprender cómo funciona el alcohol isopropílico para la limpieza se puede conocer la diversidad de usos y funciones en los que se puede utilizar.  Además, recuerda que puedes encontrar este producto fácilmente en supermercados y/o farmacias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *