descripción de los anfibios

¿Cómo funcionan los anfibios?

Son seres especiales que viven entre dos mundos el terrestre y el acuático. Fueron los primeros animales vertebrados que consiguieron conquistar, de manera parcial, tierra firme. Aunque en la actualidad quedan pocos, estos cumplen un rol ecológico importante. Por ello, a continuación, trataremos acerca de cómo funcionan los anfibios.

¿Qué son los anfibios?

Con la finalidad de abordar este tema, es indispensable puntualizar qué son los anfibios. Entonces, en palabras sencillas, se tratan de animales que comienzan su vida en el agua como renacuajos o larvas y que, cuando son adultos, viven en la tierra. Su nombre proviene del griego “amphi” que significa “ambos” y “bios” que es “vida”, es decir, ambas vidas.

Estos animales, hace 370 millones de años, fueron los primeros vertebrados que aparecieron sobre la tierra. Con éxito, lograron colonizar y dominar el medio terrestre por 50 millones de años. No obstante, no se independizaron totalmente del ambiente acuático. Después fueron desplazados por los réptiles, que derivados de los mismos anfibios se adaptaron mejor al mundo terrestre.

Actualmente, existen unas 7.500 especies de estos animales que se encuentran en casi todo el mundo. Es decir, tienen una distribución cosmopolita. Únicamente, están ausentes en regiones árticas y antárticas, en desiertos muy áridos y en la mayoría de las islas oceánicas.

¿Cómo funcionan los anfibios?

cómo funcionan los anfibios

Para seguir conociendo estos increíbles seres vivos debemos entonces platicar sobre cómo funcionan los anfibios. Cuando son adultos viven entre el agua y en la tierra mientras que en estadios juveniles sólo habitan el agua. Entre los representantes actuales de este grupo están las salamandras, las ranas, los sapos y los tritones.

Estos animales no presentan escamas o sea tienen la piel desnuda y sufren metamorfosis durante su ciclo de vida. Así, inicialmente, viven en el agua en estado de larva, respiran por branquias y tienen una cola que les permite nadar. Luego, cuando son adultos respiran a través de pulmones y de la piel, tienen cuatro patas con membrana interdigital y algunos presentan cola.

Dada su respiración cutánea es necesario que mantengan la piel húmeda, lo que logran gracias a las secreciones mucosas de glándulas epiteliales. Algunas especies tienen glándulas venenosas. Además, su piel tiene la capacidad de cambiar de color.

Por otra parte, tienen reproducción sexual que depende del medio acuático y son ovíparos. Son criaturas poiquilotermas, es decir, aquellas cuya la temperatura corporal depende de la del ambiente.

Otra característica importante es que son carnívoros y para capturar a su presa emplean la lengua. Esta última es extremadamente ágil y está recubierta por una secreción pegajosa con la que atrapan a su presa.

Curiosidades sobre los anfibios

Las ranas y los sapos tienen cabezas grandes con ojos saltones y amplias bocas, además presentan cuerpos panzones. Carecen de cola y poseen patas traseras son largas que facilitan sus saltos.

A diferencia de los anteriores, los tritones y las salamandras si tienen cola y su cabeza, ojos y boca son más pequeños. Por otro lado, están las cecilias que son apodas, es decir, con ausencia de patas. La mayoría de ellas no ve porque sus ojos están cubiertos por piel o huesos.

Si lo que acabas de ver sobre cómo funcionan los anfibios te ha resultado de utilidad, quizás también te interese saber acerca de:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *