cómo funciona el animalismo

¿Cómo funciona el animalismo?

En la actualidad queda claro que la lucha por los derechos humanos es parte de los fundamentos de la sociedad moderna. Gracias a esto se producen movimientos que buscan provocar cambios de carácter social. No obstante, ¿qué pasa cuando los derechos por los que se luchan no son los de los humanos sino los de los animales? Bueno a partir de esta pregunta deseamos explicarte cómo funciona el animalismo.

¿Qué es el animalismo?

cómo funciona el animalismo maltrato

Para poder definir qué es el animalismo debemos establecer que este nombre hace referencia al Movimiento de Liberación Animal. Sin embargo, este tiene dos subdivisiones, el movimiento de liberación animal y el movimiento de defensa animal. De estos dos el segundo es el que nos compete en este texto, ya que hace referencia a una organización mucho más amplia.

Ahora bien, ¿qué es el movimiento de defensa animal? Pues se trata de un movimiento internacional que se opone al uso y explotación de animales para investigaciones, alimentación, entretenimiento y textiles. Este movimiento está integrado por artistas, grupos organizados, filósofos, académicos y activistas. Su fin último es disminuir el especismo (discriminación hacia los animales por considerarlos especies inferiores).

Esto último es lo que diferencia al movimiento de defensa animal del de liberación animal, ya que el movimiento de liberación busca erradicar por completo el especismo, siendo que muchos académicos ven esto como inviable. Por eso, proponen su disminución en búsqueda de un equilibrio adecuado en cuanto al uso y consumo de animales.

¿Cómo funciona el animalismo?

En la antigüedad se pensaba que los animales solo emulaban el dolor pero no eran capaces de sentirlo. Por lo tanto, utilizarlos como alimento o para investigaciones científicas no significaba problema alguno, ya que se trataba solo de materia prima, por así decirlo. Este pensamiento era apoyado por René Descartes, sin embargo, fue contrariado por el inglés Jeremy Bentham, quien establecía que si eran capaces de sentir.

Este filosofo argumentaba que el debate no debía basarse entre sí los animales podían razonar o no, sino en el hecho de que si sentían dolor entonces no había razón para provocarlo. Actualmente el punto de vista de Bentham es más aceptado que el de Descartes. El nivel de consumismo humano es excesivo tornando exagerada la explotación animal.

Partiendo de esto, los animalistas que defienden a los animales establecen que si no se puede erradicar su uso al menos se les puede brindar condiciones de vida más dignas. Debido a que si sienten dolor deberían contar con los mismos derechos que un ser humano. En síntesis así es cómo funciona el animalismo, asegurándose de que los animales no humanos posean reconocimiento y protección.  

Características del animalismo

Como ya se dijo antes, el animalismo posee ciertas subdivisiones que van desde las posiciones más radicales hasta las más adaptables. Dependiendo de su posición pueden tener diferentes perspectivas acerca del especismo. Estas van desde desear su eliminación completa, hasta el establecimiento de propuestas que generen un equilibrio.

Como ejemplo de estas propuestas tenemos la reducción del uso de animales con fines de investigación científica. Para ello, establecen que no se use a menos que no exista otra opción y el resultado de la investigación sea realmente beneficioso para la ciencia.

Por otro lado, existen otras características resaltantes como el establecimiento de una dieta vegana en la mayor parte de sus simpatizantes. Incluso, muchas organizaciones reúnen fondos para establecer campañas de alimentación y concientización vegetariana. Sin embargo, no todos estos movimientos son pacíficos. Muchos realizan boicoteos a fábricas que usan animales, así como ataques que pueden considerarse terroristas e ilegales.

Si la información sobre cómo funciona el animalismo fue de tu interés, quizá te interesen los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *