cómo funcionan antibióticos naturales

¿Cómo funcionan los antibióticos naturales?

En ocasiones el organismo puede ser victima de microorganismos como hongos, parásitos, baterías o virus y por ende, adquirir una infección. La enfermedades que estos causan se curar con antiparasitarios, antifúngicos, antivirales o antibióticos. Sigue leyendo y aprende cómo funcionan los antibióticos naturales.

Las infecciones y los antibióticoscómo funcionan las hierbas antibacterianas

Las patologías infecciosas son alteraciones originadas por organismos que pueden ser virus, parásitos, hongos o bacterias. Muchas de estas enfermedades son transmitidas por animales o insectos, pero algunas se transmiten de una persona a otra. Si las infecciones son fuertes requieren necesariamente de fármacos, pero si son leves suelen responder a los remedios caseros y al reposo.

La función de los antibióticos consiste destruir al organismo o evitar que se reproduzca. Los hay de varios tipos ya que se elaboran para atacar distintos tipo de bacterias. Se dividen en 7 grupos: Aminoglucósidos, Tetraciclinas, Cefalosporinas, Sulfonamidas, Penicilina, Macrólidos y Quinolinas. Ahora bien, cuando la infección se considera leve puede eliminarse por medio de antibióticos naturales.

¿Cómo funcionan los antibióticos naturales?

Hoy en día las plantas medicinales se usan cómo tratamiento complementario cuando la infección se resiste a los antibióticos sintéticos. La eficiencia de las hierbas se debe a que cada una de ellas posee múltiples compuestos que no le permiten al microrganismo resistirse a los efectos. Algunas plantas antibióticas son:

  • Acacia: tiene infinidad de propiedades, entre ellas es antibacteriana y antimicrobiana. Se puede ingerir en infusión (28 gr en 475 ml de agua), lavado con infusión que contenga hojas, vaina y tallo. También, es útil en polvo para aplicar directamente en las heridas.
  • Equinacea: antibacteriano para infecciones de las vías urinarias y respiratorias superiores. Se usa para lavar picaduras con infusión hecha con raíz o cabeza de flores; también en tintura (30 gotas) para tratar gripes y resfriados. Incluso se pueden usar para cataplasmas.
  • Salvia: tiene propiedades antibacteriana y antiséptica entre otras. Se pueden consumir en infusión, ya sea para gargarismos, tomar o cómo tónico. Con su polvo se pueden espolvorear las heridas y de su tintura se toman entre 30 y 60 gotas 6 veces al día. También se puede utilizar su aceite esencial para spray nasal y para inhalaciones.

Antibióticos naturales: alternativas

La cantidad de plantas medicinales que actúan cómo funcionan los antibióticos naturales es bien extensa, vamos a mencionar otras muy populares. Continuemos con el ajenjo algunas de sus propiedades son: antimebiana, antibacteriana, antifúngica, vermífuga y anti hepática, entre otras. Luego tenemos el aloe vera, que es entre otras cosas, antibacteriana, antimicrobiana, antiviral y cicatrizante.

Seguimos con la Cryptolepis sanguinolenta una planta antifúngica, antibacteriana y antiparasitaria. El enebro es antifúngico, antiséptico, anticatarral, antibacteriano, antimicrobiano y carminativo. Por otro lado, está el eucalipto, también antibacteriano, antifúngico, antiséptico, etc.

En lo que se refiere a las formas en qué se pueden usar, varían entre infusión para beber, lavados, polvo, gargarismos, aerosol nasal, vaho, duchas y tintura. La cantidad de hierba para las distintas preparaciones varía según la potencia medicinal de las mismas.

Ahora sabes que según cómo funcionan los antibióticos naturales existen diferentes remedios naturales específicos para cada tipo de infección.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *