para qué se usa la arcilla en la cosmética natural

¿Cómo funciona la arcilla en la cosmética natural?

Así como el Aloe Vera, el aceite de coco o el de oliva existen ingredientes cuyas propiedades cosméticas los han hecho un boom. Tal es el caso de la arcilla, que parece haber llegado para quedarse. Dado que es el complemento ideal de muchas recetas e incluso sola tiene una gran acción en la piel y el cabello. Por esa razón aquí te hablaremos de ella. Te invitamos a que continúes leyendo y descubras aquí cómo funciona la arcilla en la cosmética natural.

¿Qué es la arcilla en la cosmética natural?

Es importante conocer qué es antes de saber cómo funciona la arcilla en la cosmética natural. La arcilla es un polvo mineral obtenido por el desgaste de rocas. De estas hay en variedad. Se distinguen por colores y se diferencian por sus propiedades. Las más conocidas son: blanca, roja, verde, marrón, amarilla y rosada. Según el tipo pueden ser astringentes, antinflamatorias, cicatrizantes, antimicrobianas, limpiadoras o desintoxicantes.

Sus colores son dados por la variación en la concentración de minerales, que son los que determinan para qué usos son más favorables. Partiendo de esto las arcillas utilizadas para la cosmética natural son la blanca, verde y roja. La blanca contiene altas cantidades de sílice y es ideal para revitalizar la piel. La roja es rica en hidróxidos de hierro y promueve el riego sanguíneo. Mientras la verde se destaca por el magnesio y su uso es como desintoxicante.

¿Cómo funciona la arcilla en la cosmética natural?cómo usar la arcilla en la cosmética natural

Como ya sabes lo que es esta, ahora sabrás cómo funciona la arcilla en la cosmética natural. Debido a su característica de convertirse en masa al entrar en contacto con agua, facilita su aplicación como mascarilla de diversos usos. Lo que hace de la arcilla una gran aliada de la cosmética natural que aporta sus propios beneficios. Pero que además se complementa muy bien con otros ingredientes y en variedad de recetas faciales, corporales y capilares.

Una de las propiedades más usadas de la arcilla es la capacidad de absorción y para limpiar. Aunque por lo general se utilizan como mascarillas faciales sus beneficios se extienden al cuerpo y cabello. Su utilidad se relaciona al tipo de arcilla usada. Para el cutis es ideal la blanca que es la más suave, mientras la roja se utiliza comúnmente para zonas del cuerpo en específico. Por su parte, la verde es más versátil y se recomienda a pieles/cabellos grasos.

Tratamiento limpiador

Gracias a sus propiedades antisépticas estas arcillas son ideales para realizar limpiezas profundas en el cabello. Sirviendo para quitar la grasa y también el exceso de esta en el cuero cabelludo. Según las características del cabello deberá elegirse la más apropiada para no resecar.

Arcilla blanca

Esta arcilla suele usarse en pieles más delicadas y cabellos débiles. Es más común como tratamiento facial. Actúa ejerciendo un efecto revitalizante, antimicrobiano, suavizante, rejuvenecedor y absorbente sin secar demasiado.

Arcilla roja

Este tipo de arcilla suele ser más grasosa, por lo que no causa resequedad. Se recomienda a un tipo de piel mixta y un cabello no muy grasoso. Son utilizadas en el tratamiento para la celulitis y en casos de retención de líquidos.

Arcilla verde

Esta es la que mayor propiedad absorbente tiene, por lo que es ideal para el acné. Se destaca en ella su poder como desintoxicante y tonificador. Además de ser útil como exfoliante natural y, al igual que la roja, para tratar celulitis.

Acabas de enterarte de cómo funciona la arcilla en la cosmética natural. Ahora conoces también cuáles son las más utilizadas y sus principales beneficios.

Si te gustó, visita más enlaces aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *