de qué trata la arcilla

¿Cómo funciona la arcilla?

La arcilla es un material, mejor dicho, es una roca sedimentaria descompuesta, que gracias a sus agregados tiene infinidad de usos en nuestra vida cotidiana y en procesos industriales. La arcilla tiene distintos colores de acuerdo a su grado de impureza. ¡Descubre más de cómo funciona la arcilla aquí!

Descripción de la arcilla

Se trata de una roca sedimentaria descompuesta que se forma por varios agregados de silicatos de aluminios hidratados que provienen de la descomposición de rocas que tienen feldespato, como por ejemplo, el granito.

La arcilla tiene muchas coloraciones de acuerdo a las impurezas que posee, empezando por un rojo anaranjado y llegando hasta el blanco cuando está completamente pura.

De forma física es considerada coloide, unas partículas sumamente pequeñas con una superficie extremadamente lista. El diámetro de dichas partículas de la arcilla puede estar por debajo de los 0,0038mm.

La arcilla puede tener partículas no minerales en su fracción textural, siendo los fitolitos, el cual se conoce como un silicato hidratado de alúmina.

Además la arcilla endurecida a través del proceso del fuego, fue la primera cerámica que fue llevada a cabo por los seres humanos, incluso hoy en día sigue siendo uno de los materiales más económicos con una gran gama amplia de usos variados.

No te pierdas este post, te traemos la mejor información acerca de cómo funciona la arcilla.

¿Cómo funciona la arcilla?

cómo funciona la arcilla

Si queremos entender cómo funciona la arcilla, es necesario explicar y comprender la clasificación de este material, que explicaremos a continuación.

Las arcillas se clasificación dependiendo de múltiples factores, así que de acuerdo al proceso geológico que las produjo y el lugar del yacimiento donde se han encontrado, se clasifican de la siguiente manera:

Primarias. Es cuando el yacimiento donde se ubica es el mismo lugar donde se produjo. El caolín es la única arcilla que se conoce como primaria.

Secundarias. Son aquellas que se desplazan luego de su formación, ya sea por fuerzas químicas o físicas. Entre ellas tenemos al caolín secundario, la arcilla de bola, la arcilla refractaria, el gres y el barro de superficie.

Ahora si prestamos atención a la estructura de cada uno de sus componentes, podremos diferenciar las arcillas fibrosas y las arcillas filitenses. No obstante, también podemos clasificar las arcillas en cuanto a su plasticidad.

También existen arcillas con bloques (grava, arcilla y bloques de piedra), arcillas calcáreas, arcillitas (esquistos arcillosos) y la arcilla de descalcificación.

Estructura y química

Los minerales se encuentran compuestos de láminas de tetraedros contando con una fórmula química general de Si2O5, en donde cada tetraedro se une gracias a las esquinas a los otros tres, logrando así formar una red hexagonal.

Los átomos de hierro y de aluminio pueden sustituir de forma parcial al silicio en la estructura.

Los átomos de oxígeno que se encuentran en los tetraedros de las láminas pueden ser parte de la lámina paralela que está formada por los octaedros.

Si la información acerca de cómo funciona la arcilla fue de tu agrado, te invitamos a seguir leyendo los siguientes posts:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *