historia de los aros de matrimonio

¿Cómo funcionan los aros de matrimonio?

Los anillos de matrimonio desde la antigüedad han representado la unión entre dos personas que han decidido amarse. Con la eternidad como su lema, los anillos suelen ser más que un par de aros que colocamos en nuestros dedos en el momento del “sí, acepto”. A continuación te contamos cómo funcionan los aros de matrimonio y lo que debes saber al momento de elegirlos.

Historia de los aros de matrimonio

El origen de los anillos data de aproximadamente 4800 años atrás, cuando los egipcios comenzaron a implementar esta tradición. Se presume que tomaban cañas y las moldeaban hasta darles la forma de aro para entregarla como símbolo de unión entre los novios. Se complementaban además con cualquier tipo de decoraciones elegidas por la pareja y lo llevaba únicamente la mujer.

Con el pasar de los años, distintas partes del mundo siguieron la tradición transformando los anillos con el avance de las herramientas. Se hacían de cuero o hierro, y luego es cuando nacen los aros que conocemos hechos en su mayoría de oro y plata.

Significado del anillo

Aunque sabemos que el concepto del anillo es darlo en símbolo de amor, compromiso y unión eterna, este significado variaba según la cultura. Por ejemplo, como lo hemos mencionado en el caso de los egipcios esa era la intención original, lo que no era igual para los romanos.

Los romanos otorgaban el anillo solo a las mujeres para representar a través del anillo el símbolo de pertenencia que tenían sobre ellas. Podían ejercer autoridad en las mujeres porque las proclamaban como suyas, siendo además los anillos signos de fuerza y compromiso (más que todo por parte de la mujer) en el matrimonio.

En la actualidad, nos hemos llevado más con la versión egipcia, cuyo significado se relaciona más al amor y al compromiso por voluntad propia. Incluso los novios no elaboran los anillos únicamente lisos de oro y plata, sino que también les agregan toques personales que cuenten su historia y lo que quieren recordar en su matrimonio.concepto de los aros de matrimonio

Dedo en el que se colocan los anillos

Esta ha sido una parte de la tradición muy controversial, pues se manejan muchas versiones o teorías acerca de dónde debe ir el anillo. Los cristianos de la antigüedad, lo colocaban en el dedo medio, y luego con el tiempo, optaron por hacerlo en el dedo anular.

En el caso de los romanos, desde el principio lo colocaron en el dedo anular de la mano izquierda alegando que ahí se encontraba la vena del amor, también llamada vena amoris. Una vena que poseemos en este dedo conectado de forma directa con el corazón.

Hay quienes prefieren colocarlo en la mano derecha, pues creen que la mano izquierda es más delgada y por comodidad, prefieren ponerlo en esa. Aunque la mayoría de las tradiciones del anillo matrimonial, han decidido tomar la versión romana gracias al relato de la vena amoris.

A decir verdad, en los aros de matrimonio lo más importante es que los novios se identifiquen y sientan a gusto con ellos. Para que añadan los detalles que sean parte de su historia y traigan el romance a su matrimonio donde puedan recordar la importancia de su compromiso. Para ello, es importante conocer cómo funcionan los aros de matrimonio y porqué tienen un significado tan especial.

Más artículos como este:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *