cómo se genera la baja autoestima

¿Cómo funciona la baja autoestima?

Todos los seres humanos poseemos inseguridades. Es completamente normal en una sociedad donde los estereotipos de belleza y competencia intelectual se encuentran sumamente arraigados. Sin embargo, cuando estas inseguridades se tornan autodestructivas y comienzan a limitar nuestras vidas, es momento de conseguir ayuda profesional. Te invitamos a conocer cómo funciona la baja autoestima.

¿Qué es la baja autoestima?

Existen muchos factores que forjan y definen nuestra personalidad en cada etapa de nuestra vida. La infancia es una de las etapas más trascendentales de la vida de cualquier ser humano.

Se ha demostrado científicamente que el trato de los padres, familiares y personas que se encuentran en el entorno del niño, son cruciales para su comportamiento, ambiciones y personalidad en un futuro.

Cuando un niño se ve sometido a un ambiente de mucho estrés y exigencias por parte de sus mayores. O, es criado en un ambiente completamente estricto; además, se le compara con otras personas, este niño puede llegar a pensar durante toda su vida que no es lo suficientemente bueno, bonito, apto o inteligente.

Complementando la idea anterior, las relaciones que establece fuera del hogar, ya sea en la escuela o cualquier otra actividad de la que forme parte, son fundamentales para la creación de la autoestima del individuo.

Por lo tanto, la baja autoestima se considera como la deficiencia y carencia de amor propio. Se define, de esta manera, como aquella condición donde el individuo jamás se siente satisfecho consigo mismo en diferentes ámbitos y aspectos de su vida.

¿Cómo funciona la baja autoestima?

poco amor hacia sí mismo

Como se ha mencionado anteriormente, existen diversos factores que influyen en la baja autoestima. Sin embargo, la raíz de esta condición no solo sucede en la niñez. Muchas veces se produce en la adolescencia, y en otras ocasiones, en la adultez.

El entorno que nos rodea es un elemento de nuestras vidas del cual no podremos escapar jamás. Nuestra vida está guiada por un conjunto de preceptos y normas tanto morales como sociales, a las cuales debemos adaptarnos según avance nuestra vida.

No obstante, son estos mismos elementos los que contribuyen a forjar una baja autoestima. Un adolescente puede sentirse poco valorado por sus compañeros o excluido del grupo, por tener algún gusto diferente, vestirse de una manera poco convencional o por sus características fenotípicas.

El rechazo y burlas de los otros nunca es inofensivo y tampoco debe tomarse a la ligera. Son las conductas anteriores las que hacen pensar a un individuo que no es una persona valiosa ni importante, y que, además estorba.

En otras ocasiones, puede presentarse en el ámbito laboral, cuando una persona es subordinada y tiene un superior que constantemente le reprocha que su trabajo no es lo suficientemente bueno, o que sus compañeros se desempeñan mejor en cualquier tarea.

Incluso, en relaciones de pareja, es bastante común que uno de los miembros ataque constantemente a la otra persona (de manera inconsciente o consciente), con comentarios como que debe arreglarse más, que luce desaliñado, feo, cansado o que no le ofrece lo que necesita y lo hace sentirse infeliz.

Cabe recalcar, que la baja autoestima no es una condición que debe llevarse a la ligera. Muchas personas han cometido suicidio por no sentirse suficientemente valoradas, llegan a tener un sufrimiento tan insoportable, que prefieren quitarse la vida.

¡A palabras necias, oídos sordos!

no prestes atención a comentarios ajenos

Conocer cómo funciona la baja autoestima, podrá servirte de apoyo para lograr concientizar muchos aspectos importantes que debes evitar. A continuación, te daremos algunos consejos que te permitirán comprender que cada ser humano es único y diferente. Y que, no debes sentirte mal si no logras encajar muy fácilmente.

En primer lugar, la aceptación de la diversidad es la clave para una convivencia sana. No debes preocuparte demasiado por no seguir los estereotipos y modas más practicados en la sociedad en la que te desenvuelves. Preocúpate en hacer lo que más disfrutas, en avanzar profesionalmente y vivir tu vida sin importar que otros no lo acepten.

No te sientas poca cosa si las cosas no te han salido como has querido, en el ámbito laboral, familiar o amoroso. Cada persona y cada proceso es completamente aislado, diferente y depende de muchos factores.

Por otro lado, no te flageles por comentarios odiosos de terceros, y si sientes que te afecta de alguna manera, aléjate de ese entorno que te hace daño. Si vas a mejorar que sea por ti y para ti, no para complacer a otros que ni siquiera tienen un lugar importante en tu vida.

Muchas veces, vivir del “qué dirán” limita nuestras vidas. Recuerda que tu vida es solo tuya, y en tanto no lastimes a otro ser vivo, no te preocupes por las opiniones ajenas. Si te gustó este artículo sobre cómo funciona la baja autoestima, te invitamos a leer los siguientes posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *