cómo funciona la bioarquitectura

¿Cómo funciona la bioarquitectura?

La arquitectura es el arte que consiste en construir estructuras funcionales para el ser humano. Al darnos cuenta estamos rodeado de ella en cada esquina, pues por su función existen las edificaciones, casas, universidades, etc. Actualmente, se escucha un término relacionado con ella y hoy sabrás en qué consiste y cómo funciona la bioarquitectura.

¿Qué es la bioarquitectura?cómo funciona la bioarquitectura principios

Antes de explicar cómo funciona la bioarquitectura hay que conocer dos términos importantes:

  • “Bio” es un término de origen griego y significa “vida’. Se usa para referirse a la habilidad que tienen los seres vivos para desarrollarse en un entorno. Es por ello, que se usa la palabra como un prefijo para referirnos a las ciencias naturales.
  • La palabra arquitectura también proviene de una palabra griega compuesta por ach que significa jefe y tekton que significa constructor. Así que es la técnica de quien idee, diseñe, construya estructuras en las que el ser humano se pueda desenvolver, las cuales sean más que funcionales. También tienen que ser durables y estéticas visualmente.

Ahora bien, la bioarquitectura viene siendo entonces la ciencia y el arte que estudia la naturaleza como una geometría especifica, la cual ayuda a diseñar y construir estructuras en la que exista una armonía entre el ser humano y el medio ambiente. Tal ciencia estudia la forma en la que el cuerpo humano percibe y se siente atraído por los espacios que lo rodea.

Se puede decir que se encarga de construir un espacio sagrado debido a que se utilizan recursos positivos para el medio ambiente y con ello para las personas. Así que sus construcciones pasan a ser funcionales, eficientes y sustentables al mismo tiempo.

¿Cómo funciona la bioarquitectura?

Estas construcciones buscan la armonía con las personas y su entorno natural; respetando el estado natural del espacio sin hacerles muchas alteraciones y mantenerlos sanos. Para ello, los materiales juegan un papel importante: deben ser renovables, reciclables o reutilizables. Ejemplo: maderas de demolición o desechos plásticos.

Antes de construir se debe analizar el lugar evaluando tanto el clima, la vegetación, suelo, entre otros elementos. Debido a que ellos ayudarán a determinar los materiales que se usarán y de satisfacer las necesidades de la edificación.

La estructura está pensada de una forma en la que se aproveche al máximo la luz solar y así evitar la luz artificial. No solo se debe pensar en la funcionalidad; pues la estética también es esencial. Se puede lograr que el interiorismo combine con la edificación; se puede lograr un estilo rústico ya que está relacionado con la belleza natural y los materiales como madera y telas naturales.

La bioarquitectura es clave para reducir el impacto negativo del ser humano en el medio ambiente. Con ella se puede mejorar la calidad de vida, no solo de las personas, sino de todos los seres vivos. Es decir, resulta beneficiosa para todos.

La bioarquitectura y el mundo

Muchos bioarquitectos la unen con el Feng Shui y la geobiología para conocer la tierra y las energías que rodean el lugar. Con ello se ayudan a ubicar las habitaciones consiguiendo que la energía entre el cielo y la tierra fluyan correctamente. Para hacer que el espacio sea armonioso tranquilo y cero nocivo para la salud.

Por tal razón, no solo se construyen casas sino también consultorios medios y cualquier tipo de edificación.

Ahora que sabes cómo funciona la bioarquitectura conoces una nueva forma de ayudar al medio ambiente y a la vez vivir o trabajar en un espacio increíble.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *