black mirror

¿Cómo funciona Black Mirror?

La tecnología es la dominatriz de la sociedad actual. No podemos vivir despegados de nuestros teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras. La información es manejada en cuestión de segundos por personas que se encuentran en distintas partes del mundo; ¿qué pasaría si todo nuestro universo se sale de control gracias a la tecnología? Si te apasiona este tema y el efecto que puede causar en ti; además, te encantan las series que te hacen pensar, no dejes pasar por alto cómo funciona Black Mirror.

¿Qué es Black Mirror?

Black Mirror es una serie británica creada por Charlie Brooker. Se estrenó en febrero de 2012. Lo más trascendental e interesante de esta serie, es que la misma no se conforma por episodios dependientes. Cada episodio es independiente del otro, y la mayoría funciona como una película, pues duran aproximadamente una hora y media.

Te puedes divertir escogiendo qué episodio verás primero o después. No debes seguir ningún orden específico. Sin embargo, al finalizar la serie, te darás cuenta que todos los capítulos tienen algo en común: una sociedad distópica causada por los estragos y los abusos de la tecnología.

La serie cuenta con cuatro temporadas. La primera temporada consta de tres episodios, mientras que la segunda y la tercera cuentan con cuatro episodios. La última temporada es la que posee más episodios, seis en total.

¿Cómo funciona Black Mirror?

episodios independientes

Ahora que conoces sobre qué trata la serie, debes conocer cómo funciona Black Mirror. Al ser una serie con episodios independientes, los actores son siempre diferentes. Posee una alta gama de actores británicos y en cada uno de los episodios se desarrolla una historia completamente distinta.

Una de las cosas que la hace más brillante y diferente a cualquier otra serie ya existente, es que no consta con ningún protagonista, y que, como sucede en la mayoría de las series los espectadores no pueden sentirse identificados con ningún personaje. En Black Mirror, los espectadores podrán adentrarse a un universo diferente en cada episodio. Muchas veces tendrán que tomarse un respiro, porque lo que verán en sus pantallas no es muy fácil de asimilar o digerir.

La manera cruda en que se presentan los hechos es una estrategia para hacer reflexionar al espectador. Definitivamente, Black Mirror no es una serie que se pueda considerar solo para “entretenimiento”, sino para replantearse muchas cosas de nuestro comportamiento en la sociedad en la que nos desenvolvemos.

En las temáticas de sus episodios nos podemos encontrar con la obsesión por ser alguien en las redes sociales, el miedo a perder una reputación falsa que se ha forjado mediante años, lo efímero de las relaciones amorosas actuales, el sadismo de las masas, y hasta el miedo por aceptar tu verdadera orientación sexual, pero siempre ligado al tema tecnológico.

Lo mejor, es que puedes encontrarla en distintas plataformas online gratuitas, y no tendrás que gastar dinero para poder disfrutar de esta espléndida serie que te hará reflexionar muchísimo sobre el papel que le otorgas a la tecnología en tu vida.

Contenido crudo, mayor impacto

posee un contenido sensible

Definitivamente, esta no es una serie que todas las personas pueden disfrutar. A muchos espectadores les parece demasiado grotesca e impactante. Sin embargo, su nivel de crudeza la posiciona como una de las mejores temáticas distópicas en la televisión actual.

Es cierto que muchas personas no se sienten cómodas con contenido tan sensible, no obstante, es una característica que le otorga fuerza y mayor grado de impacto en sus televidentes. No puede negarse que esta es una serie que cambia la perspectiva y concepción de cualquier público que tenga el valor de verla.

Estamos seguros que no te arrepentirás si decides verla. Si te gustó este artículo sobre cómo funciona Black Mirror, te invitamos a leer los siguientes posts:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *