cómo funciona un bolígrafo

¿Cómo funciona un bolígrafo?

Algunos de los instrumentos más usados en la actualidad para escribir a mano son los bolígrafos. En este artículo vamos a referirnos a cómo funciona un bolígrafo.

Antecedentes del bolígrafo

El 10 de junio de 1943 el húngaro Laszlo Biro inventó el bolígrafo en Argentina. El invento se comenzó a gestar en Budapest en el año 1930 cuando Laszlo estaba en una imprenta en la que usaban una tinta que se secaba inmediatamente. De allí le vino la idea de que usar esta tinta no mancharía a la hora de escribir. En 1940 debió emigrar hacia Argentina por ser judío.

Estando en Argentina conoció a Henry Martin quien junto a Frederick Miles montó la fábrica de “palos de escribir” luego de lo útil del bolígrafo. En el año 1945 se comenzaron a vender los bolígrafos. Durante la II Guerra Mundial el instrumento fue llevado a Estados Unidos por Milton Reynolds quien modificó su sistema a pesar de haber estado ya patentado.

¿Cómo funciona un bolígrafo?

Este instrumento es práctico y cómodo por lo que es muy utilizado para comunicación escrita en cualquier ámbito. Existen varios tipos de bolígrafos cada uno con distintos mecanismos, pero básicamente, un bolígrafo al hacer contacto con la superficie de papel va emanando tinta. Esto sucede del mismo modo que en el desodorante de bola, es decir, mientras rueda sobre sobre la superficie.

Es importante señalar que este objeto funciona debido a la fuerza de gravedad. Además de por varios principios de la física, la presión que permite que la punta del bolígrafo suba y baje. También el movimiento y la fuerza con la que se mantiene al bolígrafo firme para lograr escribir.

Características generales de los bolígrafos

cómo funciona un bolígrafo giro rotativo

Por otro lado, la manera cómo funciona un bolígrafo se debe a su estructura anatómica. La cual está formada por una armazón que cubre un tubo de la tinta. En su punta extrema, la que hace contacto con el papel, posee una esfera que controla que la tinta salga de manera constante y fluida.  La armazón puede ser única o de dos partes.

En cuanto a los tipos de bolígrafos que existen, tenemos el bolígrafo tradicional de tinta gruesa, secado rápido, bola rotativa y ligero ideal. Otro es el roller, de punta mucho más fina que en los tradicionales, por lo que su trazado es más fino, útil para escrituras más elaboradas.

También existen los bolígrafos de gel, a base de agua con pigmentos, su punta es rotativa y son más durables. Razón por la que son ideales para escribir documentos que van a guardarse largo tiempo. Incluso hay bolígrafos de tinta borrable que permiten corregir los errores como con un lápiz.

Ahora según su apertura, pueden ser los modelos comunes de capuchón o tapa. Los retráctiles que poseen un pulsador con el cual se esconde o se expulsa la punta del bolígrafo, estos fueron patentados por Parker Pen en el año 1965. Por último, los bolígrafos rotativo, común en bolígrafos lujosos, se basan en girar parte de la armazón para expulsar o recoger la punta.

De acuerdo a cómo funciona un bolígrafo los usuarios pueden escoger entre los diferentes tipos el bolígrafo que se adapte más a la utilidad que le vayan a dar. Incluso también puede influir el lugar o el motivo para el cual van a ser usados.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *