cómo es la cábala en el deporte

¿Cómo funciona la cábala en el deporte?

La cábala es una tradición de origen judío, basada en la interpretación de textos sagrados, como la Torá. No obstante, en el mundo deportivo esta manifestación de esoterismo tiene otro sentido muy diferente, referido a ciertos rituales que los atletas realizan antes, durante y después de afrontar una competición. Acá te explicaremos cómo funciona la cábala en el deporte.

¿Qué es la cábala en el deporte?

Es innegable la relación entre el deporte y la cultura. Y el esoterismo, como parte de la cultura, ha estado siempre presente en las prácticas deportivas. Los griegos rendían honores a sus dioses con los juegos olímpicos; los mayas ofrendaban a sus dioses un juego de pelota, que consistía en pasar una pelota a través de unos aros de piedra utilizando solo la cadera.

De esta manera, se fue incluyendo el factor místico en las prácticas deportivas. Cada disciplina y jugador en específico crea o adapta su propio ritual esotérico a la hora de encarar un encuentro: entrar con el pie derecho a la cancha, orar, incluso cosas como la danza que realiza el equipo de rugby de Nueva Zelanda.

Cómo funciona la cábala en el deporte

Es una cuestión de fe. Si lo crees con suficiente fuerza, se hará realidad. Lo primero es tener claro el objetivo: ganar. Los equipos y los atletas ganadores suelen tener una rutina, que aplican con la certeza de obtener el mejor resultado. Un jugador que reza antes de un duelo y gana probablemente volverá a hacerlo antes del siguiente juego. A continuación, veremos algunas de las cábalas más conocidas en el mundo deportivo.

Gritos de guerra

Al considerar los juegos como una forma de guerra, la terminología guerrerista fue adoptada. En la antigüedad, las batallas iniciaban con una exhortación. Por ello los jugadores se reúnen, juntan sus manos en el centro y sueltan su grito. “1, 2, 3, Madrid” y “Barça, Barça, Baaaarça” retumban antes de un clásico de la Liga Española.

El uniforme

Para muchos el uniforme tiene poderes místicos. Se cree que existe una relación entre los colores y el diseño de la vestimenta y la victoria. Hay jugadores históricos como Serena Williams, quien usa las mismas medias en cada partido; o Michael Jordan, que siempre llevó el uniforme de Carolina bajo el de Chicago Bulls. Es típico que un equipo prefiera no cambiar su uniforme en condición de visitante, porque es “el de la suerte”.

Tocarse el cuerpo

Frotarse alguna parte del cuerpo es también un ritual bastante común. Rafael Nadal se rasca la cola antes de sacar, quizá porque le molesta el calzón y debe “liberar” su trasero para un mejor movimiento. Hay jugadores que tocan sus tatuajes, otros se rascan la nariz o tocan sus genitales.

Númerosla cábala en el deporte incluye los números

Siempre se ha asegurado que hay una relación directa entre los números y la buena fortuna. ¿Es el siete el número de la suerte? Para Cristiano Ronaldo parece que sí. ¿Y es el número 13 un mal augurio? Al parecer así fue durante mucho tiempo para los beisbolistas de Grandes Ligas. Hasta que David Concepción rompió con esta creencia y tomó para sí el dorsal 13. Lo mismo hicieron Omar Vizquel, 11 veces ganador del Guante de Oro, u Oswaldo Guillén, quien acabó la mala racha de Medias Blancas de Chicago tras 88 años sin ganar la Serie Mundial.

Estas y muchas otras creencias forman parte de ese cúmulo de rituales que en las diferentes disciplinas deportivas se practican, más allá de las diferencias geográficas, culturales y económicas.

Finalmente, la efectividad de una cábala deportiva es una cuestión de combinar algunos factores: práctica constante y confianza en nuestro propio potencial. De nada serviría una cábala si no se tiene el talento deportivo. Y nunca está de más tener algo de ayuda espiritual a la hora de un sano enfrentamiento deportivo. Esperamos haberte ayudado a comprender cómo funciona la cábala en el deporte. ¿Ya tienes un ritual para practicar tu deporte favorito?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *