cómo funciona la carga inmobiliaria

¿Cómo funciona una carga inmobiliaria?

A la hora de comprar una vivienda hay que cuidar muchas cosas importantes, como el estado de la misma y la zona, pero mucho más importante es el ámbito legal, estaremos abordando como funciona una carga inmobiliaria, sobre todo si se va adquirir una vivienda con hipotecas o deudas financieras

¿Qué es una carga inmobiliaria?

Una carga inmobiliaria, es un derecho que ha de tener sobre un inmueble un tercero, esta supone limitaciones de uso y propiedad, pues no está libre para ser comprada ni vendida, una carga clásica común es la hipoteca. Si la vivienda está libre de cualquier carga inmobiliaria quiere decir que el propietario tiene uso libre sobre este inmueble.

Para seguir aprendiendo como funciona una carga inmobiliaria debe asegurarse de que el inmueble que se esté adquiriendo no tenga esas cargas, para eso puede recurrir para comprobar, el registro de la propiedad.

Tipos de cargas inmobiliarias

Estas son obligaciones económicas que adquiere un inmueble, y se transmiten al comprador. Si una casa tiene cargas solo basta con comprobar en el registro ya señalado en el párrafo anterior. Existen diferentes cargas inmobiliarias que hay que inscribir en el registro, las cuales son:

  • Hipoteca, y esta debe ser cancelada antes de que un nuevo comprador adquiera el inmueble.
  • Embargos judiciales, cuando aún el vendedor tiene embargado a modo de garantía los bienes para compensar el pago de un crédito judicial.
  • Si la casa tiene inquilinos, quien la compra, está en la responsabilidad de mantener a los inquilinos, hasta finalizar el contrato de alquiler
  • Servidumbre y usufructo, es cuando la vivienda está afectada por cargas como el derecho sobre el inmueble a favor de otras personas y esto limita su uso.

¿Cómo funciona una carga inmobiliaria?

Para describir cómo funciona una carga inmobiliaria es prudente mencionar que estas cargas se pueden adquirir por diversos medios, tal como se señala en párrafos anteriores, de manera que estas cargas afectan a los inmuebles en el sentido de querer realizar cualquier transacción futura.

Sin embargo, inclusive si se tuviese una propiedad, como una vivienda hipotecada, de igual manera se puede realizar la venta del inmueble realizando un traspaso de la titularidad de la propiedad y de la deuda. De esta manera, el nuevo titular asumiría la cancelación de la deuda hipotecaria, o su pago por partes, en este sentido puede existir un ahorro en cuanto al gasto de intereses que pueda generar este trámite.

Compra de inmueble con carga

compra de un inmueble con carga

Por otra parte; existen figuras que efectivamente impiden las gestiones y transacciones con las propiedades mientras se mantenga activa la carga de inmueble o gravamen, obstaculizando de esta manera el libre movimiento del bien.

Después de ver cómo funciona una carga inmobiliaria es importante conocer como comprador, que antes de realizar la adquisición de un bien inmueble se debe percatar de manera clara, que esta no posea cargas inmobiliarias, para evitar de esta forma inconvenientes que se puedan presentar a futuro en relación a la titularidad del inmueble.

Si le resultó interesante conocer cómo funciona una carga inmobiliaria, también puede consultar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *