¿Cómo funciona el Chips para Animales?

Todas aquellas personas que tenemos mascotas, siempre estamos pendientes de que estén bajo resguardo en nuestro hogar, pero desde hace tiempo ya esto no es un problema, pues el Chips para Animales te ayuda a saber dónde se encuentran.

Es un pequeño aparato, como un microchip que se incrusta en alguna parte del cuerpo de la mascota, pues este dispositivo es casi del tamaño de un grano de arroz y lleva la identificación del propietario del animalito.

Que es un Chips para Animales

Decimos que es un dispositivo electrónico que se le coloca a las mascotas para que a través de él se puedan conocer algunos datos e informaciones, tanto del  animal como de las mascotas.

Al mismo tiempo este tipo de dispositivo le permite a los propietarios de las mascotas, monitorearlos y saber el lugar exacto donde se ubican a través del uso de un GPS o cualquier otro sistema con que el dispositivo funciones.

Como funciona un Chips para Animales

Se puede decir que el funcionamiento de este dispositivo es muy parecido al utilizado por la tecnología de RFID, que como bien sabemos es la identificación por radio frecuencia.

Y es que ese sistema funciona a través de las ondas de radio para poder transmitir la información y es que la etiqueta RFID almacena una serie de datos y los comunica a través de los campos electromagnéticos a un dispositivo

Sin embargo los chips que se implantan en animales no requieren estar enviando información constantemente, solo almacenan en ellos una información que es único para el animal, es decir, lo tiene asignado como una matrícula de vehículo.

Es por ello que estas etiquetas reciben el nombre de RFID pasivos y no poseen fuente de alimentación, solo está en la mascota y puede ser leído al momento de ser requerido.

Este microchip esta encapsulado en un componente biocompatible, pues nos toxico ni causa daños al organismo del animal y tiene otro componente que no deja que se mueva dentro de su cuerpo.

Usos del Chips para Animales

Cuando implantamos el chip a las mascotas puede ser beneficioso por varias razones:

  • En cuestiones legales, podemos corroborar sin ningún tipo de problema que somos el titular de nuestra mascota, pues es imposible falsear los datos del microchip.
  • En caso de extravío del animal, tanto veterinarios como protectores y autoridades, mediante un lector, pueden acceder a sus datos.
  • Con la identificación por chip, se ayuda a evitar el abandono de las mascotas y al mismo tiempo se puede probar quién es el propietario y responsable legal de un animal maltratado o abandonado.

La implantación del chip

En resumen es un proceso muy práctico el de implantación del chip, y lo tiene que llevar a cabo un veterinario, que introduce la cápsula en el cuerpo del animal, a la altura de la nuca, y mediante un inyector la empuja una vez atravesada la piel.

Al mismo tiempo, cada uno de estos dispositivos chip tiene almacenado un conjunto de códigos de números únicos, algo así como la identificación con diversos datos del animal.

El mismo se coloca una sola vez en la vida de la mascota y permanece en su cuerpo para siempre y la información relativa al perro o gato queda registrada en una base de datos, donde se almacena la información relativa a cada chip.

Siendo la edad ideal para poner este chip es a partir de un mes y medio o dos meses y luego de ese momento, se puede implantar en cualquier mes de vida del animal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *