qué son las cimentaciones

¿Cómo funcionan las cimentaciones?

Toda obra está conformada por una variedad de elementos constructivos que la componen. Sin alguno de estos no podría estar completa y eso afectaría su desarrollo, inicio y/o conclusión. Pues cada uno es esencial y cumple una función única. En esta oportunidad te presentaremos uno de esos elementos vitales para una obra: las cimentaciones. Si no sabes lo que son, aquí te lo diremos. Continúa leyendo para que puedas enterarte de cómo funcionan las cimentaciones.

¿Qué son las cimentaciones?

Es importante que sepas de lo que se tratan antes de que te enteres de cómo funcionan las cimentaciones. Estas son una parte fundamental que se halla enterrada en el terreno donde se lleva a cabo una construcción. Su relevancia está en que tienen la función de ser la base sobre la que se apoya la estructura de toda edificación. Por lo tanto, son estas las que le dan estabilidad, lo que es de gran utilidad ante sismos o fuertes vientos.

Dicha cualidad se debe a la posición en la que se encuentran las cimentaciones. Puesto que esta les permite distribuir su peso y el de la estructura al terreno donde están plantadas. Esto hace que estén compuestas por dos principales partes. Una de ellas es el cimiento, por medio del que se envía el peso de la estructura. La otra parte es la que recibe las cargas, es decir, el suelo.

¿Cómo funcionan las cimentaciones?cuál es el uso de las cimentaciones

Ahora que cuentas con más información sobre estas te diremos cómo funcionan las cimentaciones. Para que pueda darse la relación entre los elementos que interactúan en una edificación ciertos factores deben intervenir. Tales como el tipo de suelo en el que se realiza la cimentación y la capacidad que tenga la estructura de ceder. Al igual que las características propias de la cimentación, como su dimensión o forma.

Las cimentaciones pueden clasificarse según la variación de la profundidad a la que estas son enterradas en el suelo. Siguiendo este parámetro pueden encontrarse principalmente cimentaciones superficiales o profundas. Un punto a tener en cuenta es que el tipo de cimentación a efectuar dependerá directamente del suelo donde se trabaje. El cual puede presentar diferentes niveles de profundidad.

Cimentaciones superficiales

Las de este tipo están colocadas en las capas superficiales del terreno y se utilizan en estructuras que no son de gran altura. Suelen utilizar materiales como piedra y concreto armado. En esta categoría están las zapatas (aisladas, de medianería, combinadas y corridas) y losas.

Cimentaciones profundas

Estas son capaces de enviar el peso de la estructura al interior del suelo a profundidades mucho mayores, superando los 3 metros.  Se recurre a estas cuando las características del terreno no son aptas para cimentaciones superficiales. En este grupo se encuentran: pilotes, muros pantallas y micropilotes.

Acabas de conocer cómo funcionan las cimentaciones. Así que ya posees más conocimiento sobre estas y sabes cuál es su rol dentro de una obra. Por lo tanto, conoces también la importancia que tienen para una construcción.

Si te resultó de interés, visita más enlaces aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *