¿Cómo funcionan los quitamanchas?❓

funcionamiento de los quitamanchas
Los quitamanchas son un producto de limpieza que remueve la suciedad incrustada con facilidad.

En muchas ocasiones se derraman por accidente algunas sustancias que dejan manchas a su paso. Bien sea sobre la ropa o sobre otras superficies como sofás y manteles, esta suciedad es muy difícil de quitar por si sola utilizando agua y jabón. Es entonces cuando entra en juego el producto de limpieza que te especificamos a continuación. Sigue leyendo para que sepas lo básico de cómo funcionan los quitamanchas.

¿Qué son los quitamanchas?

Los quitamanchas son sustancias limpiadoras que se aplican directamente sobre la superficie manchada para eliminar la suciedad. Gracias a sus propiedades químicas, actúan de manera efectiva y rápida erradicando el manchado y dejando completamente limpia la zona. Suelen venir en estado líquido en botellas rociadoras o con una consistencia más pastosa para aplicar con esponjas.

Utilidad de los quitamanchas

Sin duda alguna, estos productos de limpieza con un gran recurso para eliminar todo tipo de mancha. Son mucho más efectivos en objetos que son fabricados con tela. Un  ejemplo de ello son los muebles de terciopelo, alfombras, manteles y por supuesto, todo tipo de ropa de vestir. En el mercado, puedes conseguirlos para toda clase de superficies y materiales, selecciona el que mejor se adecue a tus necesidades.

utilidad de los quitamanchas

Quitamanchas caseros

A pesar de que los productos químicos son completamente efectivos en el borrado de las manchas, existen algunas opciones hechas en casa que cumplen con la misma función. Estas pueden ser la alternativa perfecta si deseas eliminar una mancha de manera económica y efectiva. Dependiendo del tipo de mancha, puedes utilizar los siguientes artículos caseros:

  • Manchas producidas por café: la mezcla de  agua con agua oxigenada es ideal en este caso, basta con sumergir la superficie manchada y dejarla en remojo por un momento.
  • Manchas de vino: se debe empapar un pañuelo con alcohol y luego frotar sobre la superficie manchada.
  • Manchas de frutas y de chocolates: estas manchas se remueven fácilmente con vinagre o alcohol diluido en agua.
  • Manchas hechas por la hierba: un trapo o paño impregnado con juego de limón y restregado sobre la zona elimina este tipo de manchas.
  • Manchas en alfombras: puedes hacer una pasta elaborada con vinagre y bicarbonato, aplicarlo en la parte de la alfombra manchada con un cepillo, esperar que se seque y retirarlo con el aspirador.

En conclusión, los quitamanchas son un producto de limpieza que siempre debes tener a la mano en tu hogar. Sus propiedades químicas te asegurarán una remoción inmediata de manchones producidos por diferentes elementos. Además, saber que existen diferentes artículos caseros que cumplen con esta función, te permite conocer cómo funcionan los quitamanchas efectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *