las condiciones de un préstamo hipotecario son diversas

¿Cómo funcionan las condiciones de un préstamo hipotecario?

Solicitar dinero para adquirir una vivienda puede parecer una tarea sencilla. No obstante, hay una serie de pasos que deben darse previamente para que este plan eche a andar. Aunque tengamos la idea, un objetivo y hasta algo de asesoría que nunca está de más, debemos tener muy en claro cómo funcionan las condiciones de un préstamo hipotecario. Sigue con nosotros para conocerlas.

¿Qué son las condiciones de un préstamo hipotecario?

Son las características de un contrato crediticio para la adquisición de un inmueble. Estas condiciones varían de acuerdo con el financista. Cada entidad bancaria o acreedor dispondrá las circunstancias que mejor se adapten a sus criterios. Es nuestra tarea entonces conocerlas todas para hacer la elección más acertada.

Préstamo vs. crédito hipotecario

Antes de avanzar, conviene diferenciar entre préstamo y crédito hipotecario. En el primero, el acreedor entrega al solicitante la totalidad del dinero y éste debe devolverlo de acuerdo con las condiciones pautadas que explicaremos más adelante. En el crédito, el banco no entrega el dinero sino que lo pone en una cuenta, de la cual el deudor podrá disponer a su conveniencia, tomando el total o una parte del mismo.

adquirir una vivienda conlleva diversos requisitos

Condiciones de un préstamo hipotecario

Las condiciones que deben darse antes, durante y luego de la celebración del empréstito pueden dividirse en dos grandes bloques, a saber:

Del importe del préstamo

Se define de acuerdo con el valor de la tasación. Esta consiste en el valor de la propiedad que se desea hipotecar. Los fenómenos de infra o supravaloración deben evadirse, ya que entorpecen el proceso. En este importe, también juegan un importante papel las condiciones generales del mercado financiero, es decir, la tasa indexada de interés, plazos promedio, etc.

Condiciones financieras

Estas contemplan una serie de cargos de considerable posición en el trámite:

Tipo de interés

El interés que debe pagar el solicitante del crédito puede ser fijo, variable o mixto. Según se establezca en el contrato, los réditos que genere el empréstito se pueden pagar mediante una cuota estándar el tiempo que dure el crédito o una tasa que se va ajustando progresivamente. Estos períodos de ajuste reciben el nombre de cadencia.

Período de carencia

En este plazo, el deudor sólo cancela lo correspondiente a intereses, no así al capital de la deuda. Generalmente se aplica en momentos económicos complicados o cuando el prestatario no habita el inmueble en lo inmediato, sobre todo en casos de autoconstrucción. A largo plazo esto puede afectar al prestatario, ya que sólo se prolonga el tiempo de vida del crédito.

Importe de las cuotas

Es el monto correspondiente a cada pago acordado, según los plazos. Esta cuota puede ser sólo de intereses o de intereses más una parte del capital adeudado, según se elija el tipo de amortización.

Plazo de amortización

Es el tiempo estipulado para cancelar la deuda. Normalmente, los créditos hipotecarios son a largo plazo (5-30 años). Estos pagos son fraccionamientos de la deuda, pueden ser quincenales, mensuales, trimestrales, etc.

Tipo de amortización

Existen diversas formas de organizar la liquidación de una deuda. Las dos más usuales son el pago lineal o progresivo de intereses más capital y el pago de intereses y liquidación del capital en la última cuota.

las comisiones son una condición importanteComisiones

Representan un pequeño porcentaje del capital que el banco cobra por cargos administrativos, informáticos y de gestión. Entre estos se pueden contar:

  • Comisión de apertura, por colocar el dinero en una cuenta.
  • Comisión de estudio, por verificar la solvencia del solicitante.
  • Comisión por cancelación o reembolso anticipado, si se cancela el crédito o se paga antes del plazo estipulado.
  • Comisión por subrogación, si se hace un traspaso de acreedor.

Finalmente, es importante saber todo lo que circunda la solicitud de un préstamo. Lo más recomendable, si tenemos los recursos, es contar con un asesor inmobiliario, que procurará ponernos en el mejor camino.

Para diferenciar un crédito de un préstamo, puedes chequear:

Esperamos haberte ayudado a comprender cómo funcionan las condiciones de un préstamo hipotecario y te exhortamos a ingresar en otros temas muy apasionantes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *