para qué sirve la contaminación acústica

¿Cómo funciona la contaminación acústica?

El sonido es una fuente importante de información sobre lo que está ocurriendo en el medio. Gracias a nuestros oídos, somos capaces de sentir y percibir las ondas sonoras que provienen del ambiente. Y que nos ayudan a orientarnos mejor. Pero, ¿qué ocurre si estas ondas sonoras son excesivas? En ese caso podríamos hablar de contaminación acústica. A continuación, te explicamos cómo funciona la contaminación acústica.

Sonido y ruido

El proceso de audición, comienza cuando algún estímulo externo, produce ondas sonoras. Las cuales se propagan a través del aire y son captadas por el oído. Dichas ondas sonoras, producen una serie de vibraciones dentro del aparato auditivo y estas se convierten en impulso nervioso. Una vez que este impulso nervioso es procesado por el cerebro, podemos identificar qué tipo de sonido es y quizá su fuente.

Por otro lado, cuando hablamos de ruido, nos referimos a una experiencia auditiva desagradable. Que resulta molesta para el oído y que es indeseable para cualquier individuo. En este sentido, muchas actividades humanas de la vida diaria, generan una gran cantidad de ruido. Como, por ejemplo, los vehículos que tocan cornetas en la calle. Esto es algo importante para entender cómo funciona la contaminación acústica.Siguiendo esta línea, el exceso de ruido, además de molesto, puede perjudicar mucho la salud. Por tal motivo, es que se ha venido empleando el término contaminación acústica. Para hacer referencia al exceso de ruido que tiene un impacto negativo sobre los humanos y otros animales. Algo que ha generado preocupación.

¿Cómo funciona la contaminación acústica?

en qué consiste la contaminación acústica

Continuando con lo anterior, la contaminación acústica es descrita como un exceso en los niveles de ruido. Cuya consecuencia es la alteración de las condiciones normales de un determinado ambiente. Pese a que el ruido no perdura en el tiempo ni tampoco se acumula, como sí lo hace la basura. Este igualmente puede tener efectos perjudiciales para la salud tanto mental como física.

Esto es algo fundamental para comprender cómo funciona la contaminación acústica. En este mismo sentido, de acuerdo con la OMS, considera que cualquier sonido por encima de los 70 decibeles. Está por encima del límite deseable y no perjudicial. Aunque, en países como España, este límite se ha establecido en torno a los 55 decibeles. Siguiendo con esto, la contaminación acústica tiene serias consecuencias para la salud.

Por ejemplo, niveles altos de ruido, pueden perjudicar el sueño. Lo que se traduce en insomnio y fatiga. Asimismo, el ruido es un generador importante de estrés. También, se ha demostrado que el exceso de ruido puede aumentar la glucosa y el colesterol en la sangre. Así como la presión arterial.

Estrategias preventivas

Algunas formas de evitar la contaminación acústica, consisten en moderar las fuentes de sonidos. Del mismo modo, se recomienda utilizar tapones de oído u otros utensilios que permiten proteger los oídos. Además, el uso de materiales absorbentes, ayudaría a reducir el ruido.

Finalmente, esperamos haberte ayudado a conocer más de cómo funciona la contaminación acústica. Si esta información te ha parecido interesante, puede quieras consultar estas entradas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *