cómo funciona un contrato de promesa

¿Cómo funciona un contrato de promesa?

Cuando entre dos o más personas llegan a un acuerdo el cual deba cumplirse por ambas partes lo ideal es expresarlo mediante un documento legal. Mediante el cual todas las partes adquieren la obligación para con la cosa o fin establecido. Sigue leyendo este artículo y aprende cómo funciona un contrato de promesa.

Los contratoscómo funciona un compromiso legal

Un contrato es un documento legal en que se manifiesta un acuerdo común entre dos o más a partes. La firma del documento implica la obligación hacia cierta cosa o finalidad la cual debe cumplirse de manera bilateral o por el contrario podría anularse. Básicamente es un convenio de derechos y obligaciones entre dos partes naturales o jurídicas, que se comprometen a cumplir los términos estipulados.

Existe un tipo de contrato que es que desde el punto de vista sociocultural representa un ofrecimiento de entregar una cosa a otra persona o entidad. Específicamente luego de transcurrir un tiempo preestablecido. Pero si hablamos desde el punto de vista jurídico dicho contrato expresa que una de las partes o ambas se comprometen a celebrar otro contrato a futuro. Este tipo de documento se llama contrato de promesa, precontrato o contrato preliminar.

¿Cómo funciona un contrato de promesa?

Los contratos promesa se fundamentan en el hecho de producir una “obligación de hacer” algo en una fecha futura. Es un acto jurídico que puede ser bilateral o unilateral. Se considera preparatorio porque con él se origina una relación jurídica previa a la celebración de otro contrato futuro. Sus características se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Formal: debe ser por escrito e inclusive notariado.
  • Bilateral: cuando la obligación recae en las dos partes.
  • Preliminar: porque da origen a una relación jurídica previa.
  • Unilateral: si solo una de las partes adquiere la obligación de celebrar un contrato posterior.

Por otra parte, es típico porque lo regula la ley, está sujeto a modificaciones, representa un acuerdo de voluntades y además un antecedente del contrato prometido. Cabe destacar que el efecto único del contrato promesa es el nacimiento del derecho a demandar celebración del contrato prometido. Es decir, solo genera la obligación de hacer una cosa.

Contrato promesa: aspectos generales

En lo que respecta a las partes que intervienen en el modo cómo funciona un contrato promesa tenemos el “beneficiario” que es la persona a quien favorece el contrato. El “prominente” son la(s) persona(s) que hacen la promesa de celebrar otro contrato a futuro.  Ahora bien, cuando el contrato de promesa es bilateral las dos partes fungen tanto como prominente como de beneficiario.

Teniendo en cuenta que un contrato de promesa tiene carácter legal, el mismo tiene que cumplir con ciertos requisitos. Debe ser solemne, es decir, constar por escrito; debe estipular el plazo. También debe ser eficaz, por tanto, no debe pactar la ejecución de un contrato futuro no factible legalmente.

Ahora que sabes cómo funciona un contrato de promesa sabes que esta modalidad permitirá adquirir o hacer algo futuro que hoy no tienes la capacidad de hacer.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *