de qué manera funciona un contrato de seguro

¿Cómo funciona un contrato de seguro?

Existen muchas cosas en nuestra vida que pueden verse afectadas por situaciones imprevistas. Tales como accidentes, la muerte, entre otras cosas. Por esa razón, es una buena idea contratar los servicios de alguna aseguradora, para así proteger nuestros bienes. De este modo, es importante conocer cómo funciona un contrato de seguro. Para así poder estar bien informado al momento de hacer esto.

¿Qué es un contrato de seguro?

Un contrato de seguro es un acuerdo legal entre dos partes. Una de ellas, el asegurador, adquiere el compromiso de pagar una determinada suma de dinero o reponer un daño a la otra parte. Esta otra parte, conocida como tomador o contratador, podrá disponer de esta cláusula una vez que se verifique el daño. Y luego de haber pagado una suma de dinero llamada prima.

En este sentido, podemos encontrar antecedentes antiguos para este tipo de acuerdos en diferentes culturas. Sin embargo, el primer contrato de seguro apegado a la definición anterior, surgió en Genova, Italia, en 1347. Desde entonces, las características y naturaleza de este tipo de acuerdos han evolucionado. Asimismo, su campo de aplicación se amplió en gran medida.

Así, algo que debemos saber sobre cómo funciona un contrato de seguro es que puede proteger prácticamente todo tipo de intereses. Siempre y cuando no exista alguna prohibición legal que lo impida. Ahora, ¿qué cosas se establecen en un contrato de seguros? ¿cómo podemos acceder a estos acuerdos? Si quieres conocer las respuestas a estas preguntas, entonces sigue leyendo.

¿Cómo funciona un contrato de seguro?

funciones de un contrato de seguro

En primer lugar, para conseguir un contrato de seguro de cualquier tipo, debemos contactar con alguna compañía aseguradora o agente de seguros. Estos últimos son sujetos que actúan como intermediarios entre la compañía y aquel que desea contratar sus servicios. Debemos tener en cuenta que los servicios de seguro no pueden ser efectuados por personas naturales.

Esto es un punto esencial de cómo funciona un contrato de seguro, ya que es una de las principales regulaciones. Dentro de un contrato de seguro, vamos a encontrar dos elementos: proposición y póliza. La proposición es básicamente aquella parte donde se establece que es un contrato de buena fe entre sus partes.

Por otro lado, en la póliza quedan definidas todas las obligaciones de las dos partes. Igualmente, se especifican el tipo de riesgos que cubre, el monto de la misma y la duración de este beneficio. También se determina el monto de la prima que tendrá que pagar el contratador.

Tipos de contrato de seguro

Abarcar los diferentes tipos de contratos de seguro que existen es una tarea larga. Se podría decir que existen seguros para casi cualquier cosa en el mundo. Aunque, entre los principales encontramos seguros médicos que cubren los gastos en caso de enfermedad. Y los seguros de vehículos en caso de daños.

Leyes aplicables a los contratos de seguro

Las diferentes regulaciones que se pueden aplicar a un contrato varían según la región geográfica donde te ubiques. Por eso, lo mejor es investigar respecto a las legislaciones vigentes en tu país.

Finalmente, esperamos que este artículo sobre cómo funciona un contrato de seguro te sea útil. Si fue así, te invitamos a leer más de nuestro blog:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *