cómo funciona un contrato

¿Cómo funciona un contrato?

Los procesos legales son de suma importancia para todo el mundo, sin necesidad de que una persona trabaje en ese ámbito. Debido a que detrás de un proceso que implica acuerdos, compras importantes y demás siempre se habla de un tema legal. Es por ello que debemos conocer cómo funciona un contrato, ya que está presente en varios de esos procesos.

¿Qué implica un contrato?

cómo funciona un contrato partes

Un contrato es un acuerdo legal escrito (a veces de palabra) que expresa el compromiso entre dos o más personas en respetar y cumplir términos acordados en él. En tal contrato se plantean las obligaciones y derechos que las partes deberán cumplir de forma bilateral; de no ser así se considera inválido.

Es por ello que es uno de los documentos legales que están más presentes en nuestro día a día, porque es un instrumento de negocios. Como para prestar servicios, locaciones, alquileres, etc. Estos solo se pueden redactar con el consentimiento de las partes y basándose en la voluntad de autonomía (libertad en determinar su contenido y efectos).

Para que el contrato sea válido los que lo hacen tienen que estar capacitados jurídicamente. Es decir, que sean mayores de 18 años, los menores deben estar emancipados y los que tengan entre 16 y 18 años tienen que estar autorizados por sus padres o responsables.

¿Cómo funciona un contrato?

Los contratos son diferentes de acuerdo a sus objetivos, pero antes de explicarlo, estas son las características que todos cumplen: contienen reglas o pactos y plantea responsabilidad contractual. Esta indica que el acreedor o sujeto activo es libre de exigir el cumplimiento de las reglas al deudor o sujeto pasivo. En caso de no cumplirse, puede indemnizarlo por daño y perjuicio.

La clasificación de los contratos es la siguiente:

  • Unilaterales (cuando solo una parte tiene la obligación de cumplirlo) y bilaterales (cuando ambas partes deben cumplirlo).
  • En caso de que exista o no beneficios para una o ambas partes, pueden ser onerosos o gratuitos. Oneroso es cuando ambas partes se benefician y hay contribución; y gratuito se refiere a cuando solo una se beneficia y la otra es quien debe cumplir lo pactado.
  • Los aleatorios se refieren a que las prestaciones comprometidas son a futuro y los conmutativos cuando se dan desde la firma del contrato.
  • Cuando depende de otro contrato se le clasifica como accesorio y cuando no, principal.
  • Se clasifica también según el plazo de cumplimento. Es instantáneo o de tracto único cuando se cumplen al instante de celebrarse y es de tracto sucesivo cuando se da en un periodo determinado.
  • Cuando las partes son entidades privadas, se considera un contrato privado y cuando son entidades del Estado, es público.

Estructura de un contrato

Es bueno saber cómo funciona un contrato detalladamente ya que el firmar uno significa un compromiso grande y se le debe prestar atención. En cuanto a contenido tiene mucha liberad formal en el que se debe incluir toda la información pertinente y relevante siguiendo la siguiente estructura:

  • Título: tipo de contrato.
  • Cuerpo sustantivo: se identifican las partes involucradas y se plantean datos como fecha de la firma, representantes, identificación de los objetos comprometidos y demás información de contexto.
  • Exposición: se plantea la relación entre hechos y antecedentes registrados.
  • Cuerpo normativo: en esta parte es donde se desarrollan los pactos y las consecuencias de no cumplirlos.
  • Cierre: indicaciones de la forma en la que se efectúa el contrato y firmas de las partes.
  • Anexos en caso de haberlos.

Ahora que sabes cómo funciona un contrato estás consciente de su relevancia. Un consejo al firmar alguno es que leas muy detenida y detalladamente el contenido antes de colocar tu firma.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *