cómo funciona el corcho producto

¿Cómo funciona el corcho?

Los materiales orgánicos suelen ser por diversas razones, los más propicios para aplicar dentro de construcciones y elaboración de productos. Un claro ejemplo de ello, el cual posee suficientes ventajas hasta para el medioambiente, es el corcho. Si deseas conocer las posibilidades que este puede ofrecer en múltiples aspectos, entonces debes seguir esta información para ver cómo funciona el corcho.

¿Qué es el corcho y de dónde se obtiene?

Cuando se trata de sostenibilidad, calidad y versatilidad, son pocos los materiales que pueden cumplir con estos calificativos. Sin embargo, la reducción de estas opciones puede ayudar a conocer con exactitud los propósitos y las utilidades que obtienen los materiales tras su procesamiento.

Este puede ser el caso del corcho. Su fabricación lo convierte en uno de los materiales más manejables y aprovechables del mercado, puesto que sus características permiten transformarlo o manufacturarlo de diversas formas.

El corcho proviene de la corteza del alcornoque; desde su proceso de desprendimiento, la corteza extraída suele pasar por otros dos procesos (de hervido y aglutinamiento) en donde se obtiene la pasta que luego será procesada para la obtención del corcho.

Para obtener esta materia prima, se requiere un estudio de la longevidad de los alcornoques. Según la maduración y la cantidad de años que posea el árbol, se puede o no realizar la separación de su corteza para procesarla y obtener el corcho.

Propiedades y características ventajosas del corcho

cómo funciona el corcho alcornoque

El cuidado de las hectáreas y de los árboles de alcornoque, permiten que la materia derivada posea las características necesarias para obtener un corcho de calidad. Evidentemente, este cuidado otorga ciertas propiedades que se evidencian en la transformación y el uso del producto final.

Es importante conocer estas características, y por eso mencionaremos algunas de las propiedades sobre cómo funciona el corcho industrialmente:

  • Es ligero gracias a que está compuesto por 88% de aire.
  • Puede recuperar su forma y volumen tras su compresión, gracias a la elasticidad que posee.
  • Es ideal para fijarlo en algunos soportes o productos, pues sus microventosas impiden su deslizamiento.
  • Es resistente a la humedad.
  • Por su contenido de suberina y celoides, el corcho puede impermeabilizar agua y líquidos.
  • Si se somete al fuego, puede emanar una buena cantidad de calor.
  • Es perfecto para aislar calor y sonido, gracias a su poca receptividad de agua y nula conductibilidad.
  • Es un producto sostenible, por lo que puede reutilizarse en otros procesos sin pensar en el daño al medioambiente.

¿Cómo funciona el corcho según sus usos?

Evidentemente, la principal forma en cómo funciona el corcho se relaciona con su aplicabilidad para cerrar botellas. Sin embargo, este es solo uno de los tantos usos al que se le acredita este noble y versátil material.

El corcho ha sido uno de los mejores materiales para aislar el sonido. Cuando se intenta construir alguna habitación libre de sonido, o estudio, el corcho es uno de los materiales empleados dentro de las paredes para lograr el cometido.

Además de ello, el corcho es utilizado en la fabricación de productos.  Este material puede estar presente en suelas de calzado, bolsos, paraguas, artículos de decoración y hogar, entre otro tipo de productos.

Es innegable ver cómo funciona el corcho y conocer lo versátil que es su procesamiento a nivel industrial, constructivo y cotidiano. Si te ha gustado conocer este material y estás dispuesto a ver más información similar, te invitamos entonces a seguir estos post interesantes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *