en qué consiste el cultivo de tomate

¿Cómo funciona el cultivo de tomate?

Todos alguna vez hemos consumido tomates, una de las hortalizas más producidas que hay. La consumimos de muchas formas, y prácticamente no falta en ninguna cocina del mundo. Además, es una planta que puede ser cultivada fácilmente. Por esa razón, en este artículo, te explicamos todo lo que tienes que saber sobre cómo funciona el cultivo de tomate. Así que sigue leyendo para conocer más al respecto.

Solanum lycopersicum

Solanum lycopersicum es el nombre científico con el que se conoce a la tomatera. La cual es bien conocida por su fruto, el tomate. La tomatera es una planta anual o perenne dependiendo de la variedad. Cuando la planta está en sus etapas iniciales, el tallo es recto y cilíndrico. Pero, a medida que avanza la maduración, se vuelve cada vez más caído y anguloso.

La tomatera puede llegar a tener una altura de hasta 2,50 metros, con ramificaciones abundantes. Su fruto, que es lo aprovechamos como alimento, es una baya de color rojo con un tamaño variable. Los tomates más pequeños tienen 3 cm de diámetro, pero hay ejemplares que llegan hasta los 16 cm o más. Otro dato interesante sobre cómo funciona el cultivo de tomate, es que las semillas se encuentran en el fruto.

En cuanto a su origen, la tomatera es una planta nativa de México, Sudamérica y América Central. Se dice que se empezó a consumir como alimento hace unos 2.600 años. El término tomate, proviene de la palabra mexicana xītomatl.

¿Cómo funciona el cultivo de tomate?

cuáles son las funciones del cultivo de tomate

Lo primero que debemos tener en cuenta, es la temperatura óptima para el desarrollo. En el caso del tomate, esto depende del ciclo de vida. Por ejemplo, durante la noche, la temperatura óptima está entre los 15 y 18 grados centígrados. Mientras que, en el día, el parámetro se ubica entre 24 y 25 grados centígrados. Se le considera una planta bastante tolerante al calor.

Un dato relevante sobre cómo funciona el cultivo de tomate, es que no soporta temperaturas inferiores a 8 grados. Si esto ocurre, se detiene el crecimiento de la planta. Con referencia a las condiciones del suelo, tiene que tener un nivel de humedad medio. Si el grado de humedad es muy alto, expone a la planta a ser atacada por agentes patógenos.

Siembra y cuidados

La siembra del tomate algo delicada. Primeramente, se recomienda proteger los cultivos durante la noche para evitar que una helada nocturna los dañe. Una vez sembradas las semillas, estas germinan al cabo de una semana.

En ese momento, deben ser trasplantadas a una maceta y permanecen allí entre 2 o 3 semanas. Posteriormente, se trasplantan al medio donde queremos que se desarrollen definitivamente. Los tallos deben ser atados con varas para ayudar a la planta a soportar el peso de sus frutos.

Usos del cultivo de tomate

El tomate se consuma de muchas formas, una de las más populares es en salsas. Aunque, también se consume fresco en ensaladas, en pastas o incluso en jugo.

Finalmente, esto es todo sobre cómo funciona el cultivo de tomate. Si quieres leer más de nuestra web, te recomendamos estas entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *