cómo funciona la cultura maker

¿Cómo funciona la cultura Maker?

El cambio de la tecnología electrónica mecánica, analógica y eléctrica a la tecnología digital abrió paso a lo que llamamos “revolución digital”. Esto contribuyó al origen de un movimiento contemporáneo que tiene mucha trascendencia hoy en día; por lo que explicaremos cómo funciona la cultura Maker.

¿Qué es el movimiento Maker?

La cultura del hacer, cultura hacedora o cultura fabricante es aquella que se enfoca en diseñar, crear, idear y construir proyectos mediante las herramientas digitales. Es un movimiento que está totalmente enlazado con el arte, la ciencia, la tecnología y creatividad, haciendo que las personas y lo digital forjen una gran relación. La cultura Maker empodera a las personas de tal forma que no necesiten recurrir a grandes fábricas y exuberantes inversiones para obtener un producto.

Los makers solo aprovechan la facilidad que proporcionan las herramientas digitales para hacer real y palpable sus ideas. Gracias a estas herramientas, la reducción de los precios, las plataformas sociales y la aparición de los makerspaces la cultura Maker se extendió. Se puede comparar con la cultura “do it yourself” (DYI) y esto se debe a que es una extensión de ella.

Su filosofía gira en torno al “hacer” de las personas activas y creadoras y no solo consumidoras. También se basa en el trabajo en conjunto, en producir en equipo; esta es una diferencia del DYI, ya que esta se trata de la creación de forma individual. Todo esto logra una satisfacción tanto grupal, individual como social. Puesto que la involucración y la unión con otros resulta placentera.

¿Cómo funciona la cultura Maker?

cómo funciona la cultura maker espacio

Para saber cómo funciona la cultura Maker debes saber sus características, cómo trabajan, en dónde, etc. Primero que nada al área de trabajo se le llama markespace el cual está compuesto por impresoras 3D, cortadoras láser, etc. La identidad del espacio depende de la temática que se desarrollará. En él se propicia un ambiente de cooperación, en el que todos se escuchan, intercambian ideas y colaboran. Los FABLABS o el TIKERING son unos de los formatos makerspace.

Unos de los beneficios de este movimiento es que las personas no participan sino producen. La cultura hacedora se adentra a la economía gracias al seguimiento de STEAM (siglas de Science, Technology, Engineering, Arts y Maths). Se estimula el aprendizaje a través de la exploración.

Los makers

Las personas makers tienen sus propias características, descubre cuales son para saber si tu podrías ser uno. Principalmente son atrevidos al pensar distinto y comenzar a crear grandes inventos. Les gusta aprender constantemente, sobre todo en áreas como programación, ingeniería básica, diseño de aplicaciones, entre otros. Saben compartir porque reconocen que dos mentes es mejor que una y que la otra persona puede ayudar a pulir tus ideas para crear algo excepcional.

Los makers siempre tienen herramientas a su alrededor, ya sea APIs (Interfaz de programación de aplicaciones), microcomputadores, códigos abiertos, etc. Por último, son amantes de los juegos porque así el lado creativo se nutre y surgen las ideas innovadoras.

Un gran beneficio de saber cómo funciona la cultura Maker, es que esta es la mejor forma de impulsar un aprendizaje activo en los salones de clases y los alumnos forman un pensamiento lógico, así que aplicarlo en la educación podría ser una gran idea.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *