cómo funcionan las deidades japonesas

¿Cómo funcionan las deidades japonesas?

En una larga línea de mitologías podemos encontrar desde las vikingas hasta las romanas, pero existe una tan fascinante como las demás. Hoy te presentamos cómo funcionan las deidades japonesas y el mundo fascinante de esta.

Historia de la mitología japonesa

En la mitología japonesa encontramos el Panteón Shinto, donde existe la más grande colección de espíritus japoneses, o conocido como Kami. Su influencia es una parte importante para esta mitología. Uno de los mitos conocidos es el Kojiki, que significa “registro de cosas antiguas”, es uno de los libros más viejos que relata mitos, historia y leyendas de Japón, el segundo libro es conocido como Nihonshoki, que funciona como libro complementario.

Existe dos registros más conocidos como el Shintoshu y el Hotsuma Tsutae. El primero relata las creaciones de los dioses desde una mirada budista. El segundo, cuenta las versiones distintas de la mitología. Según la mitología japonesa la creación del mundo, estos denominados macho Izanagi y la hembra Izanami recurrieron a una lanza decorada con joyas, conocida por los japones como Amenonuhoko, que significa, lanza de los cielos.

Ambos dioses llegaron al puente flotante que comunica al cielo con la tierra conocido como Amenoukihashi, donde revolvieron los océanos con la lanza, formando así la isla Inojoro. Izanagi e Izanami tuvieron una relación de ella nacieron Awaji, Iyo, Oki, Tsukushi, Iki, Tsushima, Sado y Yamato, conocidos hoy en día como las 8 grandes islas de Japón, tuvieron otros tres llamados Hokkaido, Okinawa y Chishima pero no fueron considerados dioses por un error a la hora de su reproducción.

¿Cómo funcionan las deidades japonesas?

Los fantásticos dioses japoneses y su mitología

Entre los dioses meteorológicos encontramos el dios del viento conocido como Shina-Tsu-Hiko, el dios de la lluvia, Taka-Okami y el dios de los ritos agrarios, Susano. Entre los dioses de los astros encontramos a la diosa del sol Amaterasu y al dios de la luna Tsuki-yomi.

En los dioses de las aguas y las montañas solo se encuentra registrado uno que se dice es el “señor de las montañas” conocido como O-Yama-Tsu-M, entre los dioses dómesticos Inari, quien contralaba las hierbas, árboles, praderas y alimentos. Culminando con los dioses de los caminos y del fuego siendo nombrado una única deidad, Ho-Musubi, quien controlaba el fuego.

Además, existen las cuatro deidades conocidas como los cuatro puntos cardinales o los cuatro sagrados, estos son conocidos como Genbu, Byakko, Seiryu y Suzaku. Genbu representa el norte. Lo representan como una tortuga que en ella encontramos una serpiente enrollada, considerada símbolo de honor.

Suzaku, representa el sur. Lo representan como el ave fénix cuenta con una constelación y por ser su elemento fuego, lo consideran como el que representa el verano. Byakko, representa el oeste, su símbolo es el viento y lo representan como un tigre blanco, además representa el otoño.

Por último, tenemos a Seiryu, representado como el dragón azul, representa al este siendo su elemento el agua. Para los japoneses esta deidad es bastante importante tanto que levantaron un templo conocido como Kiyomizu donde al entrar se denota el dragón azul y cada año realizan un ritual en honor a él.

Ya conoces otra de las tantas mitologías del mundo, y descubres cómo funcionan las deidades japonesas, sus deidades y su versión de la historia que aún sigue vigente de generación en generación.

Puede que te interese estos otros artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *