saber cómo funciona la depresión

¿Cómo funciona la depresión?

Sentir tristeza no es lo mismo que padecer depresión. Hoy en día es bastante común que las personas padezcan de trastornos depresivos. Te explicaremos cómo funciona la depresión con exactitud y así comprenderás que la enfermedad va más allá de un estado de tristeza. Sigue leyendo para que aprendas mucho más del tema.

¿Qué es la depresión?

Es una enfermedad o trastorno psicológico que afecta a un individuo en su modo de pensar y sentir, manifestándose física y mentalmente. Además, desde el enfoque neuroquímico la depresión implica una escasa presencia de neurotransmisores en los circuitos neuronales. Los neurotransmisores son la noradrenalina, serotonina y dopamina.

Además, los circuitos neuronales se encargan de establecer una conexión entre la amígdala y  la inteligencia (la parte frontal del cerebro). La amígdala es la encargada de enviar respuestas ante situaciones de estrés para que el cerebro pueda adaptarse a las amenazas y al entorno. Quizás ahora te preguntes cómo funciona la depresión realmente.

¿Cómo funciona la depresión?

aprender cómo funciona la depresión

El funcionamiento de la depresión se resume en el trabajo que debe realizar la amígdala. Cuando una persona padece de depresión su cable neuronal, que conecta a la amígdala con la inteligencia, está dañado. El cable puede funcionar solo si tiene una dosis suficiente de neurotransmisores (serotonina, noradrenalina y dopamina).

Ya que, los mismos realizan el trabajo de transportar la información correspondiente al cerebro. Con una escasa presencia de ellos es difícil que la información fluya y, por lo tanto, se genera un problema de comunicación. Porque la amígdala no puede conectarse con la parte racional y la persona termina en un estado de tristeza o ansiedad profunda.

Algo más que un estado de tristeza constante

Las personas con depresión no solo son emocionalmente inestables. Su capacidad para memorizar, aprender y pensar se ve afectada significativamente y cada vez se vuelve más difícil de llevar a cabo. Además, la capacidad para almacenar información nueva disminuye gradualmente.

Entre otros síntomas, los expertos afirman que durante algunos periodos de depresión aumentan el nivel de las hormonas que generan estrés (entre ellas el cortisol). Es importante resaltar que el cortisol en grande cantidad puede causar daños irreparables en el cerebro. Entre esos daños se encuentra el bloqueo de nuevas conexiones nerviosas y producción de neuronas nuevas.

Efectos a largo plazo

Las personas con cuadros depresivos severos son propensas a desarrollar condiciones cerebrales que las incapacitan como el Alzheimer o la demencia. También, se originan problemas para saber tomar decisiones, planificar y fijar prioridades. Además, se debilita el aprendizaje y la memoria.

Factores que contribuyen a la depresión

  • Las mujeres son más propensas a sufrir de depresión que los hombres.
  • Puede ser hereditaria.
  • Algunos medicamentos pueden causar depresión.
  • Dificultades en la vida como pérdida de poder adquisitivo, cambio de vida, divorcio, muerte de un ser querido, entre otros.
  • Uso abusivo del alcohol y las drogas.
  • Sentimiento de poco control sobre la vida.
  • Padecer de otras enfermedades degenerativas.

Quizás tengas interés en leer algunas entradas en nuestro sitio web que son un poco similares a cómo funciona la depresión:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *