cómo hacer la dieta para la hepatitis

¿Cómo funciona la dieta para la hepatitis?

A pesar de lo que usted podría leer en el Internet, no hay una dieta especial para la hepatitis o un plan de ejercicio que cure la enfermedad. Pero lo que usted come y cuánto se mueve hace la diferencia en cuán saludable está con la enfermedad. Si desea saber más acerca de cómo funciona la dieta para la hepatitis, continua con nosotros.

¿Qué deberías estar comiendo?

La misma dieta que todo el mundo debería seguir para gozar de buena salud. Esto significa muchas frutas y verduras, proteína magra y granos enteros. También deberías reducir los alimentos grasos, la sal y el azúcar.

Si quieres probar una dieta que suena demasiado buena para ser verdad, consulte primero con su médico. Las personas con hepatitis  descubren que la enfermedad les hace sentir menos hambre. Si esto le ocurre a usted, no tiene que forzar un gran desayuno, almuerzo y cena. Coma comidas más pequeñas con más frecuencia a lo largo del día.

¿Cómo funciona la dieta para la hepatitis? El ejercicio es una gran amigo

El ejercicio puede hacerte sentir más fuerte. También puede ayudar con la depresión que algunos medicamentos para la hepatitis pueden causar. Por supuesto, una visita al gimnasio puede parecer la última cosa que usted quiere hacer. Uno de los principales síntomas de la hepatitis es la fatiga. Cuando usted está cansado, puede parecer que una sesión de ejercicios sólo lo agotará más. Pero en realidad te ayuda a tener más energía.

Los profesionales sugieren que hagas 30 minutos de ejercicio moderado al menos 5 días a la semana. Si eso es demasiado para ti, empieza con 10 minutos y sigue subiendo. Consulte con su médico sobre un plan de ejercicios antes de comenzar para asegurarse de que es seguro para usted. Visita ¿Cómo funciona el ejercicio?

Beneficios de una correcta dieta para la hepatitis

beneficios de la dieta para la hepatitis

Cuando la hepatitis, de la cual hay varios tipos, persiste por más de seis meses, se considera crónica. Es importante saber cómo funciona la dieta para la hepatitis, los síntomas no se desarrollan hasta que la afección se vuelva más grave, por lo general cuando el daño hepático ya ha comenzado.

La dieta puede apoyar al hígado y ayudar a controlar los síntomas de la hepatitis. La fatiga constante es la más común; otras incluyen diarrea, dolor en las articulaciones y problemas para comer alimentos completos. Las investigaciones nos enseñan cómo funciona la dieta para la hepatitis y nos han demostrado que la desnutrición y la pérdida de masa muscular se vuelven más comunes a medida que la condición progresa. Algunas personas también tienen dificultades para mantener un peso saludable.

Seguir las pautas de alimentación recomendadas por los expertos en nutrición le ayudará a mantener los niveles de energía a lo largo del día, a conservar la masa muscular y a mantener su cuerpo en un peso adecuado. Usted puede ajustar su plan según sea necesario para controlar los síntomas como el malestar estomacal a medida que se presenten.

En algunas personas, la hepatitis crónica progresa y se produce un daño hepático más significativo. Se pueden requerir ciertos ajustes nutricionales. Por ejemplo, las personas con cirrosis descompensada desarrollan una extensa cicatrización del hígado y pueden necesitar seguir una dieta especial para acomodar un hígado que ya no puede marchar adecuadamente.

Para seguir aprendiendo de cómo funciona la dieta para la hepatitis, te recomendamos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *