características de los dinosaurios herbívoros

¿Cómo funcionan los dinosaurios herbívoros?

Durante nuestra infancia, estos gigantes se convirtieron en una fuente de juegos y fantasías. En la actualidad, el conocimiento que se tenía de estos ha cambiado y expandido sus horizontes. Por ello, con la intensión de esparcir ese nuevo conocimiento, te contaremos cómo funcionan los dinosaurios herbívoros.

¿Qué son los dinosaurios herbívoros?

Para dar inicio a este viaje en el tiempo, es necesario tener claro qué son los dinosaurios herbívoros. Esencialmente, estos fueron un grupo de animales reptilianos gigantescos que se alimentaban de plantas. Además, algunos de ellos fueron los más grandes y pesados que hayan existido en el planeta. Pertenecen al grupo de los saurópodos, es decir, dinosaurios que caminan sobre cuatro patas.

El término que los caracteriza proviene de las palabras griegas dienos y saurus, la primera significa terrible y la segunda lagarto. Así, estos increíbles animales se conocieron como lagartos terribles y parecieron sobre la tierra en el período Triásico. La denominación de lagartos terribles es engañosa, porque en realidad estos no lo son. De hecho, un lagarto forma parte de un grupo separado de los réptiles.

¿Cómo funcionan los dinosaurios herbívoros?

funcionamiento de los dinosaurios herbívoros

Como ya tenemos hemos aclarado un poco qué fueron estos grandes lagartos, es posible ahora explicar sobre cómo funcionan los dinosaurios herbívoros. La mayoría poseía una cabeza pequeña en comparación con el resto de su cuerpo. Presentaban cuello y cola muy largos. Apoyaban el cuerpo inmenso en gruesas patas, con diámetro comparable al tronco de un árbol.

Se ha señalado que estos animales de agrupaban en manadas, con características parecidas a las de los elefantes. En este sentido, incluso se desplazaban con las crías en el centro para protegerlas.

Estos saurópodos carecían de cuernos o espinas para defenderse. Sin embargo, es posible que sus inmensas demisiones constituyeran una forma de defensa frente a otros animales que trataran de atacarlos.

Tipos más conocidos de dinosaurios herbívoros

Entre los saurópodos más conocido se pueden mencionar los siguientes: Cetiosaurios, Brachiosaurios, Diplodócidos, Camarasaurios y Titanosaurios. Los primeros de la lista son los más antiguos, ya que fueron los primeros en aparecer.

Es de destacar que, los Brachiosaurios eran los más pesados entre estos seis tipos. Posiblemente, hayan llegado a pesar más de 80 toneladas. Esto supera el peso combinado de 12 elefantes africanos. Por otro lado, los Diplodócidos eran criaturas livianas a pesar de ser las de mayor tamaño.

De este grupo, los Camarasaurios eran los de menor tamaño aunque seguían siendo parte de las especies más grandes de dinosaurios. Finalmente, los Titanosaurios fueron los últimos en aparecer, ya que sólo hay muestra de su presencia a partir de finales del Cretácico.

Curiosidades sobre los dinosaurios comedores de plantas

Es bien sabido que estos animales hicieron su primera aparición sobre la Tierra en el Triásico. Sin embargo, un detalle resaltante es que los primeros fueron grandes herbívoros.

Lo anterior probablemente de debió a que estos lograron alcanzar la altura necesaria para llegar a los hojas de grandes árboles como cicadáceas y coníferas. Asimismo, esta adaptación se presentó en ellos por la necesidad ya que, debido al clima casi desértico, no había plantas ni pastos a nivel del suelo.

Si lo que te contamos sobre cómo funcionan los dinosaurios herbívoros te ha servido, es posible que también te interese leer sobre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *