¿Cómo funcionan los disolventes? ❓

funcionamiento de los disolventes
Los disolventes son compuestos químicos muy frecuentes y utilizados en muchos artículos de limpieza.

En el mundo de la limpieza existe una amplia gama de productos y componentes químicos que facilitan el trabajo de sanidad. Saber cómo funcionan los disolventes significa conocer uno de estos productos de limpieza con propiedades químicas especiales. Continúa leyendo este artículo, para que sepas lo básico acerca de estos componentes limpiadores.

¿Qué son los disolventes?

Los disolventes son compuestos químicos líquidos que se utilizan para diluir otros materiales sin modificarlos químicamente. A su vez, es un producto de limpieza común, utilizado principalmente para asear de manera profunda superficies duras y con suciedad acumulada. Gracias a su versatilidad existen tanto diversos tipos de disolventes como diferentes aplicaciones de los mismos.

Tipos de disolventes

De acuerdo a su estructura química, los disolventes se clasifican en

Disolventes oxigenados

Las reacciones químicas de este disolvente ocurren a partir de los alquenos, derivados del petróleo o gas natural. A nivel molecular, estos compuestos presentan principalmente un doble enlace Carbono-Carbono. Además, se conforman por alcoholes, cetonas, diferentes éteres y diversos ésteres.

Disolventes de hidrocarburos

Se basan en el carbono, uno de los elementos químicos de mayor importancia. Se clasifican en función de la estructura molecular de este componente, quedando divididos en tres grupos: los solventes alifáticos, aromáticos y parafínicos. Un ejemplo común de estos disolventes de hidrocarburo son los que se encuentran como diluyentes en las pinturas.

Disolventes halogenados

Tal y como su nombre lo indica, se basan en los halógenos, elementos químicos no metales. Entre ellos encontramos el cloro, el bromo y el yodo. Un disolvente de este tipo es el percloroetileno, un disolvente utilizado para realizar limpiezas en seco.

utilidad de los disolventes

Usos de los disolventes en productos de limpieza

A pesar de ser utilizados en diversos artículos de uso común como las pinturas, las tintas y mercancías tanto para el cuidado personal como el cuidado de la salud, su uso principal se encuentra en los productos de limpieza. Es por ello que para comprender cómo funcionan los disolventes debes tener presente esta aplicación. Las cuales son:

  • Éteres de glicol: componentes activos eficaces para la limpieza de vidrios, pisos y superficies duras. Guardan una excelente compatibilidad con el agua y son biodegradables.
  • Isoparafinas: tienen un bajo nivel de olor y se utilizan para el aseo en seco de ropa. Sus cualidades químicas los hacen favorables para la salud y seguros en su manipulación como material de limpieza.

Sin duda alguna, los disolventes son componentes químicos muy frecuentes y utilizados en muchos artículos de uso diario. Su uso en los productos de limpieza les permite disolver eficazmente la suciedad de superficies duras. Son compatibles con el agua y representan el enemigo principal de las grasas incrustadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *