función del calzado ortopédico

¿Cómo funciona el calzado ortopédico?

Hasta hace unos años se distinguía a leguas un niño que usara zapatos ortopédicos. Se diferenciaba del grupo de chicos porque su calzado era poco estético y muy pesado. Por lo general, se elaboraban con materiales como cuero y metal. La moda ha respetado cómo funciona el calzado ortopédico y su principal propósito, pero le ha dado un vuelco a su apariencia.

Un zapato ortopédico diferente

Si sospechas de alguna deformación o irregularidad en tus pies o el de tus hijos, no te cohíbas de consultar con el ortopedista. Hay diversas opiniones sobre si el uso de este tipo de calzado es efectivo o no; sin embargo, las recomendaciones del ortopedista son las claves para decidir su uso. La concepción y forma cómo funciona el calzado ortopédico no ha variado, pero sí su estilo.

El avance no ha hecho que desaparezcan, sino que su objetivo se logre con otros diseños más allá de las botas tradicionales. Sobre todo para esos pequeños de la casa que lejos de entender sus beneficios, sencillamente se quejaban de un zapato muy incómodo para ellos. Hoy en día, la dolencia o problema en los pies puede superarse usando desde zapatillas deportivas hasta sandalias.

¿Cómo funciona el calzado ortopédico?

calzado ortopédico nuevos modelos

El calzado ortopédico tiene un objetivo muy específico. Más allá de solo proteger, busca la corrección a un problema que tengan los pies y que extiende dolor a la espalda e inclusive a las articulaciones. Hasta cierto punto podría considerarse un calzado de tipo terapéutico. El diseño de un soporte especial busca amortiguar el dolor y ayudar a la alineación de la columna vertebral.

Su suela exterior es especial y la altura de la caña se diseña de acuerdo a la protección para el tobillo. Al igual, su espacio interior es amplio para dar cabida y acople a la plantilla ortopédica adecuada, en caso de que se requiera.

Para los pies planos o cavos, los ejercicios y el uso de un calzado que permita el ajuste de plantillas correctoras es por lo general exitoso. Ante afecciones podales o una fascitis plantar, alivian el dolor que produce el caminar durante el día.

Antes de los 5 años de edad son un recurso invaluable. Son una posibilidad terapéutica para casos concretos como el de Genu Valgum o deformidad en valgo severa. De igual manera, la intrarrotación de la marcha también es atendida y mejorada con el calzado ortopédico.

Después de una intervención quirúrgica

En alteraciones más severas que ameriten cirugía de dedos u otra deformidad de consideración, el calzado ortopédico postoperatorio también está a disposición. Estos se adaptan a las necesidades individuales de cada paciente según la parte del pie que haya sido operada.

En conclusión, sea para la rehabilitación posterior a una cirugía o para la corrección de algún problema en los pies, las recomendaciones médicas serán la guía perfecta para elegir el zapato y plantilla adecuada. De esto dependerá la corrección efectiva a tiempo.

Hoy en día la forma cómo funciona el calzado ortopédico es a través de diseños modernos y lindos. Diferentes modelos de botas, botines, zapatillas deportivas y sandalias pueden dar respuesta a deformaciones de tipo ósea, muscular y hasta articular.

Más artículos con lecturas interesantes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *