¿Cómo funciona el emprendimiento en la crisis?

Muchas personas piensan que los escenarios de crisis son improductivos y no son los indicados para la inversión. No obstante, hay quienes piensan que las crisis son el mejor momento para llevar a cabo grandes emprendimientos. Para muchos expertos y visionarios, las crisis despierta la creatividad y con ella muchas oportunidades de desarrollo. Por lo cual, resulta muy interesante conocer cómo funciona el emprendimiento en la crisis.

Cómo funciona el emprendimiento en la crisis: explicaciónemprender en tiempos de crisis

Muchas personas dicen que emprender no es fácil, y realmente no están equivocados. Sin embargo, está no debe ser una premisa para que desistas de tu idea o proyecto. Si nos ponemos a analizar, todo lo que se refiere a crecimiento y desarrollo requiere de sacrificio. Por lo cual, el emprendimiento es solo una actividad más que como cualquier otra implica esfuerzo, tiempo y constancia.

En atención a lo anterior, saber cómo funciona el emprendimiento en la crisis, puede ofrecerte oportunidades únicas. Al respecto, Robert Kiyosaki destaca esta importancia en su libro Padre Rico, Padre Pobre. Parafraseando al autor, el mismo señala que, los escenarios de crisis propician la creatividad. Al tiempo que despiertan las ideas que las zonas de confort neutralizan.

Pensamiento emprendedor y pensamiento convencional

No cabe duda que la realidad está relacionada con la percepción del sujeto. Dicho en otras palabras, en un mismo contexto, puede haber opiniones encontradas sobre el mismo asunto. Lo anterior aplica perfectamente hacia la visión que tienen los empresarios tradicionales y los emprendedores acerca de las crisis. Pero veamos más a fondo este aspecto que nos explica cómo funciona el emprendimiento en la crisis.

Mentalidad convencional

Es muy probable que los empresarios tradicionales se hayan acostumbrado a mantener una zona de confort que les hace más vulnerables a los momentos de dificultad. Cabe destacar que, una economía estable, sin inflación y reglas claras, son el escenario ideal para la inversión. No obstante, cuando estos elementos comienzan a fallar, es común observar como algunos negocios cierran sus puertas, creando un contexto poco alentador.

Con base a lo anterior, se observa también un efecto en cadena, que termina por crear escases, más inflación y sobre todo anarquía. De igual manera, los mecanismos de control resultan más complicados de llevar a cabo. No cabe duda, que nadie quiere vivir una situación con tales características.

Mentalidad emprendedora

La mentalidad emprendedora es capaz de ver las oportunidades y los vacíos que van dejando los que han decidido huir en las primeras de cambio. Obviamente, resulta complicado adaptarse o desarrollar proyectos en circunstancias donde todo cambia en poco tiempo. Sin embargo, estos visionarios saben adaptarse y sacar el mejor provecho a la situación.

No obstante, se debe considerar que existe todo un nicho que ha sido desatendido. En consecuencia, alguien deberá tomar la iniciativa para retomar la atención hacia esos clientes. Como te habrás dado cuenta, se cumple aquel adagio que señala que “en tiempos de difíciles, mientras unos lloran otros hacen pañuelos”. Lo que quiere decir que es cuestión de actitud y adaptación a los cambios.

En conclusión, cómo funciona el emprendimiento en la crisis, deja ver la otra cara de la moneda. Al tiempo que presenta una realidad que muestra lo positivo en medio de la adversidad.

Puedes revisar otros temas relacionados aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *