funcionamiento de un enchufe

¿Cómo funciona un enchufe?

A más de 100 años del uso de la electricidad como fuente de energía, nunca como hoy la humanidad se ha interesado tanto en un elemento que hasta el momento parecía intrascendente. Celulares, laptops y tabletas han hecho de este un accesorio indispensable. Por esto y más estaremos hurgando sobre cómo funciona un enchufe.

¿Qué es un enchufe?

También conocido como toma corriente o base de enchufe es un componente eléctrico que suministra energía a cualquier mecanismo también eléctrico que se acople a él. Su tarea se basa en el viaje de impulsos eléctricos a través de placas metálicas interiores. Estas, al establecer contacto con una barra, producen el cierre del circuito y la consiguiente transmisión al aparato.

Asimismo para que este artefacto transmita energía requiere ser conectado a una red eléctrica por medio de tres cables. A saber: fase, neutro y tierra. Los cables fase y neutro son indispensables para el funcionamiento, siendo el tercero para la seguridad del sistema y del usuario.

Dado que es una pieza eléctrica, es necesario que disponga de elementos que garanticen la seguridad del usuario. Por ello, a pesar de que su interior es de un metal conductor de electricidad, está contenido en una estructura plástica aislante.

Habitualmente, los enchufes se encuentran empotrados en las paredes. Aun así, también se cuentan con toma corrientes de superficie, según los requerimientos del usuario y de cada lugar.

¿Cómo funciona un enchufe?

para qué sirve un enchufe

Como se ha dicho, un enchufe está constituido por elementos machos (pines, barras o clavijas) que se acoplan con elementos hembras (base o toma corriente). De allí que surja una simple clasificación para los enchufes que es acorde con estas consideraciones.

Por ejemplo, un enchufe macho posee una estructura dieléctrica de la que se proyectan barras o pines metálicos, y su ubicación más recurrente es al extremo de un cable. En cambio, el enchufe hembra, bien sea de superficie o empotrado, suele componerse de dos partes metálicas receptoras del enchufe macho, lo cual permite la circulación eléctrica.

En la actualidad, los enchufes machos y hembras han sido estandarizados en la búsqueda de mayor garantía, seguridad, y posibilidades de reposición de estos componentes. De hecho, en cada país existen normas de estandarización.

A saber, para Europa son las normativas del Comité Europeo de Normalización (EN) y a nivel internacional son las normas ISO. Finalmente, existe una diversidad de enchufes cuyo diseño y funcionalidad depende de numerosos elementos, como el amperaje, la tensión eléctrica, y la seguridad.

Otras consideraciones sobre los enchufes

En occidente, especialmente en la Unión Europea, los enchufes domésticos trabajan con corriente alterna a 230 voltios y 50 Hz. Adicionalmente, en todos los estados de la UE, salvo Inglaterra, Irlanda y otros pocos, son los enchufes machos de tres contactos los que mayormente se fabrican y emplean.

Estos enchufes trifásicos donde dos pines, el de fase y el neutro, facilitan la conductibilidad; presentan un tercero cuyo objetivo es la conexión con la toma de tierra para impedir cualquier descarga a la persona que los usa. Por ende, se tratan de la opción más segura para conducir la electricidad.

Si lo que te acabamos de decir acerca de cómo funciona un enchufe te ha sido de utilidad, es posible que estés interesado en saber también sobre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *