cómo funciona el enoturismo

¿Cómo funciona el enoturismo?

El vino es una bebida alcohólica que se consigue fermentando el zumo de uvas maduras. Para los amantes del vino y de los viajes será de gran agrado y utilidad saber cómo funciona el enoturismo. Es un hecho que existe miles de formar de hacer turismo, pero ¿han pensado en conocer otra cultura a través de una bebida? Sigue leyendo y sabrás que es posible.

El turismo gastronómico

cómo funciona el enoturismo bodegas

El turismo se ha vuelto una de las industrias más importantes en el mundo por el hecho de que millones de personas quieren conocer nuevas culturas. Esta actividad ha evolucionado con el tiempo y una muestra de ello son los tipos de turismo que existen: turismo negro, ecoturismo, turismo rural, entre otros. Hoy nos dedicaremos a explicar uno en específico que proviene del turismo gastronómico: cómo funciona el enoturismo.

El turismo gastronómico es la actividad turística que se concentra en la gastronomía del país visitado. Sus rutas principales están dedicadas a conocer la cultura culinaria de una o varias zonas del país. Las personas que hacen este tipo de turismo visitan los bares, restaurantes y mercados; además degustan diversos platos, dulces y bebidas. Y a la vez se interesan por conocer su producción.

Enoturismo o turismo enológico

Ahora bien, el enoturismo es aquella actividad relacionada con el turismo gastronómico pero que está relacionado solamente con el sector del vino. Aunque su enfoque principal es el vino no deja por fuera el objetivo principal del turismo: la cultura; también se conecta mucho con la naturaleza. Se enfoca en impulsar y gestionar la vinicultura de una zona en específico mediante la cata de vinos y la visita a bodegas y viñedos.

Los países con las rutas turísticas más desarrolladas del enoturismo son Italia, España, Chile, Argentina, Portugal, Australia, México y Estados Unidos. En Italia se puede visitar la provincia de Treviso; los valles de California en Estados Unidos; Oporto en Portugal. Las rutas chilenas están ubicadas en el valle del Limarí y las de Argentina en las provincias de Mendoza, Salta y San Juan.

No importa la época en que se visiten porque las bodegas se pueden aprovechar en cualquier estación. Sin embargo, en verano y otoño se puede disfrutar de rutas más bonitas ya que es la mejor época para recolectar uvas.

¿Cómo funciona el enoturismo?

Además de catar vinos, los turistas tienen la oportunidad de conocer la historia del vino. Así como la elaboración de todos los tipos de vinos (desde la recolección de uva hasta su embotellamiento), conocer acerca de las bodegas y viñedos. Algunas actividades incluyen degustaciones, maridaje, talleres o cursos, paseos a caballos, visitas de arte, etc.

Al igual que pueden recibir vinoterapia (masajes con vino), rutas de tapas por los pueblos antiguos, actividades como pisado de uva, festivales, entre otras.

Esta forma de hacer turismo es nueva, fue a comienzo de los años 2000 que comenzó a ser conocido. Actualmente es un turismo con potencial, por lo que las agencias turísticas y el marketing lo están aprovechando y por ello esta creciendo.

Ahora que sabes cómo funciona el enoturismo puedes comenzar a incluir este tipo de experiencia en tus viajes, ya sea en familia, con amigos o solo. No necesariamente tienes que ser amante del vino, solo querer conocer una cultura de forma diferente.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *