cómo funciona el espejo

¿Cómo funciona el espejo?

Cuan fascinantes es cuando podemos ser capaces de vernos a nosotros mismos a través de los reflejos de una superficie. Pero cómo funciona el espejo, ese cotidiano pero fascinante fenómeno que no deja de sorprendernos, con su capacidad de duplicar exactamente la realidad que tiene en frente. Como si del desdoblamiento de la misma en dos partes exactamente idénticas fuese posible.

La historia de la Humanidad y el espejohistoria de los espejos

El espejo ha acompañado al ser humano desde los inicios de su historia. Se sostiene que sus primeros hallazgos se dieron en Anatolia. Donde hace 8000 años crearon espejos a partir de obsidiana, conocido como roca volcánica. En antiguo Egipto y Mesopotamia utilizaron cobre pulido. China e India a partir del Bronce. Y hasta los pobladores originarios del continente americano lo recrearon. Fue en 1835 donde el químico Justus Von Liebig lo innovo, creando el principio del espejo que conocemos actualmente. Una delgada capa de plata a un lado de una faja de vidrio.

La rama de la Física que estudia el fenómeno que hace realidad el espejo, es la óptica. Leamos algo sobre la explicación que esta sobre este fascinante evento ofrece.

¿Cómo  funciona el espejo?

Para comprender como funciona el espejo hay que recurrir al fenómeno de la luz. Que no es más que energía manifiesta. Un conjunto de ondas electromagnéticas que nos permiten contemplar los objetos de la realidad y los colores. Estas ondas proyectadas en forma de rayos chocan con los objetos, que a su vez absorben parte de la energía, rebotando el reflejo que es lo que en fin podemos ver y apreciar.

Los rayos se comportan de una manera desordenada chocando con cuerpos que absorben parte de estos, proyectando a su vez otros rayos que chocan con otros cuerpos y así sucesivamente. Lo que se conoce como luz indirecta. Existen ciertos determinados cuerpos especiales que pueden reflejar toda casi toda la luz. Ejemplos los metales, las aguas cristalinas del manantial. Es importante que la luz de este material debe ser lisa, o comportarse por su quietud como si lo fuera en el caso del agua. Si sobre estos cuerpos se refleja un rayo de luz con el mismo ángulo con el que llego se crea el efecto espejo.

Es importante precisar que la superficie debe ser o estar realmente lisa, sino se generaría un ruido en los rayos reflejados que se proyectarían pero en distintos ángulos creando una luz blanca muy brillante, pero no un espejo.

Espejos

Existen diferentes tipos de espejos los cuales se pueden clasificar desde naturales como los metales preciosos (bronce, obsidiana) hasta el agua cristalina de los manantiales. Así como espejos artificiales creados por la mano del ser humano, los que tradicionalmente conocemos, y otros utilizados para fines múltiples.

 

A su vez los espejos pueden clasificarse en: planos, cóncavos y convexos. Los espejos planos son aquellos que haciendo referencia a su nombre lo proyecta una cuerpo recto, proyectando la imagen duplicada casi de manera idéntica con la realidad.

Los espejos cóncavos tienen la curva hacía la parte interior del mismo. Sirven como lupa. Y los convexos, la circunferencia se presenta hacía afuera reflejando una imagen desvirtuada.

Una vez que ya sabes cómo funciona el espejo, puedes comenzar a busca el que más te agrade y contemplar tú realidad a través de este.

También se recomiendan estos artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *