cómo funciona el estoicismo epicteto

¿Cómo funciona el estoicismo?

¿Alguna vez te has detenido a pensar que tal vez las problemáticas que aquejan tu vida no tienen un peso mayor al que les adjudicas y que no provienen del exterior sino de ti mismo? Estas preguntas son parte de la filosofía estoica. Esta filosofía surgida en la antigua Grecia, inspiró a grandes pensadores y figuras con peso en la historia como Marco Aurelio o incluso Nelson Mandela. Por ese motivo, te explicaremos cómo funciona el estoicismo.

¿Qué es el estoicismo?

La palabra estoicismo proviene del griego Στωϊκός “Stoikós”, el cual es un derivado de στοά “stoá”, cuyo significado es “pórtico”. El origen de su nombre proviene del nacimiento en sí de esta escuela filosófica, ya que sus predicadores dirigidos por su fundador Zenón de Citio se reunían en un pórtico (stoá) de Atenas. El objetivo de esta filosofía es el dominio o tranquilidad del ánimo a través de la racionalidad.

En otras palabras, el estoicismo busca controlar al conjunto de pasiones o emociones que complican la vida, valiéndose exclusivamente de la virtud y la razón. Después de todo, su creador planteó esta filosofía luego de pasar de la riqueza a la pobreza al perderlo todo en un naufragio.

La influencia de esta escuela filosófica ha tenido grandes atribuciones en la sociedad moderna. Incluso, ha inspirado a diferentes modelos psicoterapéuticos como la terapia cognitivo-conductual y la Logoterapia de Viktor Frankl. Este último concibió su modelo terapéutico a raíz de su experiencia estando recluido en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cómo funciona el estoicismo?

Para entender cómo funciona el estoicismo podemos basarnos en lo planteado por Epicteto en la siguiente frase: “Sufrimos, no por lo que pasa en nuestras vidas, sino por cómo juzgamos estos eventos”. Asimismo, el filósofo contemporáneo Massimo Pigliucci plantea en base a otro pensamiento de Epicteto, que no se puede tener un dominio total del cuerpo. A pesar de mantenerte saludable siempre podrás contraer una enfermedad.

Por esa razón, debemos enfocarnos en aquello que si podemos controlar: razón, valores y opiniones. No busca que ignoremos nuestras emociones, sino que podamos controlarlas. Ser conscientes del malestar que nos causan y aun así permanecer en armonía con las mismas. El estoicismo, busca que la persona vea el mundo tal y como es. De esta manera evitará ilusionarse con fantasías sobre la elevación de las capacidades humanas.

Partiendo de lo anterior, el estoico no pierde tiempo imaginando un mundo ideal falsamente positivo, sino que lo observa de forma realista, con todos sus defectos. Está visión sin filtros del mundo sirve para comprender que algo malo nos afectará hasta el punto que nosotros decidamos. Al final todo depende de la concepción u opinión que generes del acontecimiento.

Virtudes que componen el estoicismo

cómo funciona el estoicismo séneca

La persona que practica el estoicismo como filosofía busca mejorarse a través de cuatro virtudes cardinales. La primera consiste en la templanza, con la cual se busca vivir una vida con restricciones y moderación. Los estoicos practican esto al permanecer en ayuno o soportar temperaturas frías. De esta manera, valoran aún más la comida o la calidez en el momento en que logran poseerlas.

La siguiente virtud corresponde al conocimiento práctico que permite manejar situaciones problemáticas empleando una mente tranquila. De esta manera, puede generar una resolución sin ofuscarse por las presiones del entorno. También está la justicia, es decir, la habilidad de ser justo con otros a pesar de ser conscientes de que han realizado un acto malvado.

La última virtud es el coraje, que se emplea no solo en situaciones peligrosas, sino también en la vida diaria. Tal y como lo plantea Séneca en su frase “Incluso vivir puede ser un acto de coraje”.

Puede que te interesen otros artículos relacionados con cómo funciona el estoicismo, tales como:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *