cómo funciona el etambutol

¿Cómo funciona el etambutol?

La tuberculosis es una enfermedad bacteriana contagiosa, que en su origen cobró muchas vidas ya que no existía un tratamiento que pudiese curarla. Sin embargo, tras la evolución de la medicina, se han desarrollado antibióticos potentes para eliminar a este tipo de bacterias, continúe leyendo para enterarse cómo funciona el etambutol.

¿Qué es el etambutol?

Antes de aclarar cómo funciona el etambutol, es importante conocer que este es un antibiótico bacteriostático, que puede también tener características bactericidas. Su campo de acción consiste en la capacidad de entrar a la bacteria y detener su desarrollo.

Es considerado un potente antituberculoso, ya que suprime microorganismos tales como Mycobacterium tuberculosis, Mycobacterium bovis, Mycobacterium marinum, Mycobacterium kansaii, Mycobacterium avium, Mycobacterium fortuitum, y Mycobacterium intracellulare.

¿Para qué sirve el etambutol?

Con la intención de entender mejor cómo funciona el etambutol, es necesario comprender que este antibiótico es proscrito en caso de enfermedades relacionas con microbacterias. Normalmente el etambutol es administrado a personas con tuberculosis, siempre acompañado de otros medicamentos para potenciar su efecto. Entre los medicamentos más usados se encuentra la isoniazada, pirizamida, rifampina, estreptomicina, viomicina, etionamida, cicloserina.

Es importante mencionar que el tratamiento con etambutol es iniciado en pacientes que nunca han recibido tratamientos antituberculosos previos, es decir, que solo debe ser administrado como tratamiento primario, ya que puede crear resistencia bacteriana.

¿Cómo funciona el etambutol?

tratamiento primario con etambutol para la tuberculosis

Para conocer con exactitud cómo funciona el etambutol es imprescindible tener en cuenta que, este fármaco se utiliza con normalidad en aquellas afecciones donde se desarrollen microbacterias en el organismo, en las que están incluidas la tuberculosis, e infecciones con cepas desconocidas de bacterias.

Su mecanismo de acción se efectúa a través de la combinación con otros medicamentos de similar estructura, para potenciar su efecto, y evitar la creación de resistencia por parte de la bacteria. De esta manera, el etambutol impide el proceso de síntesis del RNA de la bacteria, deteniendo su desarrollo, y proliferación, así mismo su extensión a otros lugares del cuerpo. Este solo afecta a bacterias con fase de división activa, ingresando al interior, y eliminando su funcionamiento.

El antibiótico es fácilmente absorbido por la mucosa gastrointestinal hasta un 80% en 4 horas, ya que su presentación se suministra en tabletas, de forma oral. Se distribuye por todo el organismo consiguiendo concentraciones elevadas en los riñones, pulmones y saliva.

Su metabolización se realiza en el hígado, siendo su excreción vía renal, y puede tardar 3.5 horas en ser desechado por el organismo a través de la orina, o en caso de embarazo, mediante la leche materna.

Contraindicaciones y efectos adversos

Su administración deberá ser cuidadosa en pacientes con insuficiencia renal, ya que a través de esta vía es desechado el antibiótico, pudiendo causar trastornos renales. En algunas personas puede causar neuritis óptica, disminución de la agudeza visual, y en general provocar en algunas ocasiones anormalidades visuales. De igual manera, no debe ser administrado en pacientes menores de 13 años.

Asimismo, y para asimilar la importancia de conocer cómo funciona el etambutol, se debe mencionar que puede producir pérdida de apetito, malestar estomacal, náuseas o vómitos, o entumecimiento de extremidades.

Sí le resultó útil también puede visitar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *