cómo funciona la exfoliación química piel

¿Cómo funciona la exfoliación química?

Los factores diarios pueden envejecer y dañar la piel progresivamente. Ciertos productos y tratamientos (como por ejemplo la exfoliación química), prometen recuperar y restaurar lo que dichos factores pueden cambiar al reaccionar en la piel. Así que, si te llama la atención este tema, puedes echar un vistazo aquí para ver cómo funciona la exfoliación química.

¿Qué es una exfoliación química y para qué sirve?

Ciertas cremas o medicamentos pueden contribuir al rejuvenecimiento de la piel. Sin embargo, ciertos tratamientos a base de químicos y otras sustancias, prometen reponer rápidamente la salud perdida de la piel.

En este caso, la exfoliación química es uno de los tratamientos más eficaces que se aplican en estas circunstancias. Este procedimiento generalmente destruye la capa de piel dañada, por medio de agentes exfoliantes o abrasivos.

Luego de ello, es retirada la piel tratada para así dejar crecer la nueva membrana. Por lo general, la exfoliación química es utilizada para devolver la tersidad, equilibrar el color de la piel y eliminar imperfecciones causadas por el sol o las hormonas.

Preparación antes del procedimiento

Los dermatólogos y expertos en estética y piel, son los especialistas aptos para aplicar este tipo de tratamiento. Para optar por una exfoliación química, es necesario llevar una serie de pasos para preparar la piel.

Según el grado de la exfoliación química que se acuerde con el dermatólogo, se tomarán medidas especiales previas a la sesión. Por lo general, los primeros pasos implican un cuidado estricto de 2 a 3 semanas antes de la exfoliación química.

Es necesario que la persona mantenga una higiene por medio de la limpieza diaria de la piel. Igualmente se recomienda aplicar cremas humectantes para hidratarla. Además de eso es necesario el uso de protector solar, para así proteger la zona a tratar.

Cómo funciona la exfoliación química según sus grados

cómo funciona la exfoliación química facial

La sesión puede durar de 20 a 90 minutos. Todo depende de cómo funciona la exfoliación química, escogida previamente a la primera sesión. Este procedimiento puede llevarse a cabo de tres maneras distintas.

El primer tipo de exfoliación, es catalogada como superficial. En ella se utiliza un cepillo y un químico no tan fuerte, que penetra y desintegra la capa más superficial de la piel. Este es más utilizado para eliminar cicatrices del acné, y para tratar arrugas y pigmentaciones leves.

En la exfoliación intermedia por lo general, se deja el mismo químico o ácido de una exfoliación superficial por más tiempo. Este tipo de tratamientos se pueden aplicar sedantes para calmar algunas molestias causadas por el químico.

En el caso de las exfoliaciones profundas, se necesita limpiar con bastante rigor la zona a tratar. Este puede ser un procedimiento bastante doloroso, ya que el químico empleado debe durar más tiempo en la piel. En estos casos también administra anestesia para contrarrestar el ardor y las molestias generadas por el fenol.

Resultados y recomendaciones post exfoliación

Es necesario no crearse expectativas luego de una sesión de exfoliación química superficial. Los resultados en este caso, pueden reflejarse luego de varias sesiones. No obstante, para los demás grados del tratamiento los resultados son notorios al instante.

Evidentemente después de las sesiones, la persona podrá gozar de una piel totalmente rejuvenecida. Sin embargo, se debe tener un cuidado riguroso de la piel, para mantener su favorecimiento y esplendor

Utilizar protector solar, será vital después de una de estas limpiezas químicas. Ahora que ya sabes cómo funciona la exfoliación química, puedes atreverte a conocer otros procedimientos amigables para la piel:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *