cómo funciona el feminismo

¿Cómo funciona el feminismo?

Los derechos de las mujeres han sido mayormente reconocidos en los últimos dos siglos. Anteriormente, los hombres eran quienes tenían voz y las mujeres debían estar satisfechas con eso. Afortunadamente, el avance social ha contribuido a una cierta “igualdad” de derechos. ¡Conoce aquí cómo funciona el feminismo!

¿Qué es el feminismo?

El objetivo fundamental del feminismo es la equidad de género. Este, es un movimiento social que busca establecer que tanto hombres como mujeres somos capaces y merecemos los mismos derechos.

Es muy importante no confundir el feminismo con ese odio o desdén que han desarrollado muchas mujeres hacia los hombres. El verdadero feminismo no busca opacar al hombre, todo lo contrario. Busca relucir que las mujeres también somos importantes y aptas. Por lo tanto, para formar parte de este movimiento, se debe conocer realmente cómo funciona el feminismo.

No confundamos la búsqueda de la igualdad por odio. No debe ser considerado feminismo cualquier movimiento o iniciativa que busque insultar, maltratar, u odiar a los hombres.

¿Cómo funciona el feminismo?

cómo funciona el feminismo

El feminismo tiene como mayor objetivo la transformación de las relaciones de poder entre hombres y mujeres. Constituye un movimiento organizado en que se realizan diferentes iniciativas sociales, políticas y económicas con la finalidad de alcanzar la igualdad.

Existen muchos logros importantes que todos debemos agradecer a este movimiento, pues si no fuese por él, hoy día no estaríamos gozando de muchos privilegios.

El acceso a la educación, el derecho al sufragio, la protección de los derechos sexuales y reproductivos, entre muchos otros relativos a los valores ciudadanos y democráticos son consecuencia de este movimiento.

En épocas anteriores las mujeres no podían estudiar. Luego, esto fue evolucionando en que las mujeres no podían estudiar carreras que los hombres sí. Como, por ejemplo, medicina, leyes, y economía (solo por mencionar algunas). Tampoco tenían el derecho a votar. Es decir, eran los hombres quienes elegían a los gobernantes, las mujeres no podían siquiera opinar.

No podían decidir sobre su cuerpo. Pues todo estaba a merced del hombre. Si una mujer no quería ser madre, era obligada a serlo si su esposo así lo deseaba. Aunque luego fuera ella quien debiese encargarse de los hijos.

Muchas personas se preguntan el porqué de este movimiento y no uno en pro de los derechos de los hombres. La respuesta, es que los hombres no han sido maltratados –de esta manera tan general y déspota- ni discriminados, ni obligados solo por ser hombres.

Las mujeres han sufrido mucho a lo largo de la historia, y no ha sido fácil obtener todos los derechos que ahora disfrutan. Y, sin embargo, aún existen metas por lograr.

El feminismo del siglo XXI

feminismo actual

Aunque muchas personas piensen que es inútil seguir con este movimiento, pues en este siglo ya “las mayores expresiones de machismo han sido erradicadas”, no debemos olvidar que aún existe discriminación hacia la mujer.

Algunos pensamientos retrógrados prevalecen en la actualidad tanto en hombres como mujeres. Por ejemplo, aún hay mujeres y hombres que piensan que la mujer debe estar dedicada a las tareas domésticas y el hombre es quien debe mantener el sustento del hogar.

Así como hombres que piensan que las mujeres son de su propiedad y mujeres que lo aceptan porque no conciben otra realidad. En el campo laboral también existen estos rasgos. En muchos países, como por ejemplo, España y Chile a las mujeres se les paga menos que a los hombres, aunque desempeñen el mismo cargo.

El feminismo no es un movimiento en donde solo deben estar involucradas mujeres. Existen hombres que también desean esta igualdad y están de acuerdo con los principios de este movimiento.

Si el objetivo fundamental es lograr equidad, entonces los hombres también deben estar presentes. El verdadero feminismo no acepta odio hacia el sexo masculino. El verdadero feminismo acepta que todos deberíamos tener los mismos derechos y recompensas.

Si te gustó este post sobre cómo funciona el feminismo, ¡no puedes dejar de leer!:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *