aprende cómo funciona un fondo de emergencia

¿Cómo funciona un fondo de emergencia?

La economía familiar puede verse perturbada al suceder un imprevisto. Por más precavidos que seamos, es necesario tomar algunas medidas para evitar desajustes financieros. Hoy traemos para ti cómo funciona un fondo de emergencia, una solución rápida y de gran utilidad.

¿Qué es un fondo de emergencia?

ciertas situaciones se resuelven con el fondo de emergenciaEl fondo de emergencia es una cantidad de dinero que se tiene reservada para responder ante situaciones inesperadas sin necesidad de recurrir a los ahorros. Es lo que coloquialmente podemos calificar como un colchón económico. Este dinero está depositado en una cuenta bancaria de fácil acceso.

Con el fondo de emergencia la familia cuenta con una protección ante imprevistos económicos. Algunos acostumbran tener gran parte de su patrimonio invertido en la bolsa. Sin embargo, la recomendación es contar con un fondo de emergencia que representa dinero en liquidez.

¿Cuándo se recurrir al fondo?

Al saber cómo funciona un fondo de emergencia, tenemos la herramienta para cubrir gastos que están fuera del presupuesto personal. Con esto queremos decir que este fondo está lejos de ser utilizado para la compra de zapatos, viajar o adquirir un coche.

Algunas situaciones que ameritan el uso del fondo de emergencia son las siguientes:

  • La reparación de un electrodoméstico dañado inesperadamente.
  • Quedar cesante laboralmente.
  • Costear una situación médica de emergencia.
  • Pagar la avería del auto.
  • La quiebra de la empresa.
  • Pago de hipoteca o alquiler al quedar desempleado.

¿Cómo funciona un fondo de emergencia?

con una cantidad mensual fija creas el fondo de emergenciaHasta ahora tenemos claro cómo funciona un fondo de emergencia. Lo siguiente es saber los pasos a seguir para crearlo. Hay que tener en cuenta que, tratándose de un dinero que nos permitirá cubrir un imprevisto, este monto debe ser algo elevado.

Por ejemplo, en caso de quedar desempleado, ese fondo debe compensar los gastos domésticos de por lo menos tres meses. Este tiempo es suficiente para encontrar otra fuente de ingresos.

Lo primero es seleccionar un producto financiero donde realizar los depósitos. Muchos eligen cuentas de ahorro remuneradas o depósitos a plazo fijo que no contemplan penalizaciones al momento de cancelarlo. Lo importante es tener acceso al dinero cuando se desee y sin problemas.

La cuenta destino debería ser solo para el fondo de emergencia. Tener el dinero en una cuenta asociada a gastos domésticos no permitirá el ahorro debido. En cuanto al monto a disponer para el fondo de emergencia, expertos recomiendan el 10% de los ingresos. Este monto mensual en todo caso dependerá del presupuesto personal y el gasto fijo y variable de cada mes.

Una vez al año es necesario revisar el monto mensual asignado al fondo de emergencia. Es probable que se deban realizar algunos ajustes de acuerdo a las variaciones sufridas por el presupuesto personal.

Ventajas de tener un fondo de emergencia

Además de los expuestos, muchos son los beneficios de un fondo de emergencia:

  • Seguridad y tranquilidad permanente; ya que no existe la posibilidad de quedarse sin dinero por situaciones imprevistas.
  • Protección y equilibrio en otras cuentas bancarias, especialmente en momentos festivos donde los gastos son algo descontrolados.
  • Solución efectiva en todo momento.
  • Evitar la solicitud de préstamos que se convierten en deudas difíciles de pagar.

Es muy importante entonces saber cómo funciona un fondo de emergencia para estar blindados financieramente ante situaciones no planeadas. Con el fondo de emergencia puedes vivir sin preocupaciones.

Otros artículos de temática similar te pueden gustar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *