cómo funcionan la gestión de riesgos

¿Cómo funciona la gestión de riesgos?

El miedo que embarga a cualquier emprendedor es el miedo al fracaso, el cual muchas veces evita que personas lleven a cabo sus proyectos. Todo emprendimiento debe llevarse a cabo a pesar de los riesgos latentes, vinculados a inconvenientes que se presentan en el camino, pero que siempre pueden superarse.  Lee este artículo y aprenderás cómo funciona la gestión de riesgos.

El riesgo de emprender

cómo funcionan la gestión de riesgos liquidez

No existe emprendimiento sin incertidumbres las cuales pueden transformarse en riesgos para un negocio. Sin embargo, no es razón para abandonar la aventura de iniciar un proyecto. Normalmente una persona de espíritu emprendedor es un individuo motivado por la pasión y que además le fascinan los retos. Y aun cuando las cosas no salgan bien, lo importante es aprender de los errores, sobreponerse e intentarlo de nuevo.

Es indispensable tener presente cuáles son los riesgos que se corren al iniciar un negocio para poder ejecutar acciones que los minimicen. Hay que mentalizarse con la idea de que como emprendedor es posible controlar cada elemento.

Riesgos que implica un negocio

Para que puedas entender el objetivo de la forma cómo funciona la gestión de riesgos es importante conocer cuáles son los posibles riesgos de emprender un negocio. Podemos separar los riesgos en dos grupos, los internos y los externos.

En cuanto a los internos, están relacionados con la gestión del proyecto y con la estructura, es decir, aquellos que tú puedes controlar. El riesgo de perder recursos, ya fuese el trabajo del que te retiraste o el capital que invertiste. Los riesgos operacionales, como riesgos legales, de producción, errores de gestión, etc. Por último, las tensiones en las relaciones interpersonales.

Por otro lado, están los riesgos externos, a los cuales podrás reaccionar, pero que no dependen de ti. Entre ellos el grado de aceptación de tu servicio o producto; los cambios del mercado, o sea, cambio de la demanda, aumento de la competencia, etc. Además, de la posible carencia de liquidez, prevenible al minimizar los costes.

¿Cómo funciona la gestión de riesgos?

La gestión de riesgo consiste en el proceso de determinar, estudiar y responder a elementos de riesgo durante la ejecución de un proyecto. Implica tomar decisiones en un ambiente de dudas sobre algo que va a ocurrir y con respecto a los efectos que se producirían si el hecho sucede. Básicamente se trata de identificar y manejar las posibles amenazas antes de iniciar un proyecto, para aplicar las estrategias y reducir dichas amenazas.

Si como emprendedor tu proyecto tiene éxito, quiere decir que aplicaste una excelente gestión de riesgos y lograste suavizarlos. O quizás redujiste sus consecuencias y mejoraste los recursos que usaste. Una buena gestión de riesgos se da en 4 etapas básicas:

  • Determinar y categorizar los riesgos
  • Estudiar y medir las amenazas.
  • Tratamiento para los riesgos: evitarlos; prevenir y regular las pérdidas; retenerlos, es decir, absorberlos y cubrir las pérdidas. Por último, transferirlos ya sea vendiéndolo o contratando una póliza de seguros.
  • La última fase, es la de controlar y vigilar los riesgos.

Esta información sobre cómo funciona la gestión de riesgos es de suma importancia para cualquier emprendedor. Si tú lo eres, no temas, identifica tus amenazas y enfréntalas.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *