de qué trata el hambre

¿Cómo funciona el hambre?

El hambre es el estado general que nos permite saber que tenemos la sensación de querer comer algo, podríamos decir que se trata específicamente del mensaje de nuestro cuerpo que necesita ingerir nutrientes, carbohidratos o proteínas para que el organismo pueda seguir funcionando de la manera correcta. Conoce aquí cómo funciona el hambre.

Definición del hambre

El término “hambre” hace referencia al estado general de la inseguridad alimentaria o la carencia de alimentos, afectando a cualquier grupo de una población. La desnutrición es el resultado físico del hambre, además de ser una enfermedad que se puede manifestar en un extenso déficit de micro y macro nutrientes.

Existen tres tipos de desnutrición, las cuales son: desnutrición crónica, bajo peso y la desnutrición aguda.

La organización Acción contra el Hambre, definen el hambre como una enfermedad, el cual si llega a pasar a la desnutrición aguda, se podría curar con un tratamiento demostrado y eficiente.

Se podría afirmar que el hambre es la mayor pandemia del siglo 21, matando a más de 3 millones de niños cada año, es decir, mueren alrededor de 8.500 niños cada día a causa de la desnutrición.

A continuación, estaremos ampliando un poco más acerca de cómo funciona el hambre y por qué sigue siendo la mayor pandemia a nivel internacional.

¿Cómo funciona el hambre?

cuáles son los problemas de salud por hambre

La regulación de la sensación o la conducta de comer depende de varios factores, uno de ellos, de la cantidad de glucosa que se encuentre disponible en la sangre y de todos los estímulos del estómago, se le denomina hambre física. No obstante, la conducta también es ocasionada por la ansiedad, el olfato, la vista, clima, entre otros.

El estómago cuando está vacío, se encarga de segregar una hormona gástrica que se llama ghrelina, logrando aumentar la motilidad gástrica y a su vez la secreción de ácidos, permitiendo hacerle saber al cerebro que nos encontramos hambrientos y posteriormente la incorpora al torrente sanguíneo.

La disminución de la glucosa en la sangre también se encarga de la estimulación de la necesidad de comer o la sensación de hambre.

Cuando el hambre llega al hipotálamo, el centro del cerebro que está encargado del control del circuito de la saciedad y el hambre, el hipotálamo genera neuropéptido y orexinas A y B.

La función del neuropéptido es la incorporación de alimentos, sobre todo los carbohidratos, la disminución de la termorregulación, la estimulación de la síntesis de enzimas lipogénicas y el adiposo.

En cambio, las orexinas A y B, son hormonas encargadas de estimular el hambre. Se generan en el intestino, hipotálamo, páncreas y adipocitos.

Es importante entender cómo funciona el hambre, ya que muchas veces el hambre puede acarrear muchas consecuencias graves en la salud, dependiendo de cómo se maneja la necesidad de comer.

Sabemos que todo en exceso es malo, así como la escasez también, entonces, es preferible mantener un control adecuado en cuanto al hambre y mantener una vida saludable.

Los problemas a nivel mundial

Ahora que sabemos un poco cómo funciona el hambre, en esta sección estaremos hablando del hambre a nivel mundial. Para nadie es un secreto que el hambre es uno de los problemas sociales y políticos más grandes en el mundo y del cual hoy en día aún no se ha podido erradicar en su totalidad.

El hambre amenaza de forma muy radical en la vida millones de niños en todo el mundo, Yemen, Nigeria, Sudán del Sur, Somalia, son algunos de los países donde la desnutrición infantil ha superado niveles muy preocupantes.

Lamentablemente, no es la primera vez que el hambre se considere una amenaza de primer nivel para los niños de cualquier país, en cualquier parte del mundo. En el 2011, la crisis nutricional en África dejó muchos niños y familias intentando sobrevivir sin alimentos.

El hambre  y la guerra

Saber cómo funciona el hambre, nos permitirá entender un poco más por qué existe tanta hambruna en el mundo y por qué es tan difícil erradicar los problemas de desnutrición infantil a nivel internacional, el hambre es la necesidad de ingerir los alimentos necesarios que nuestro cuerpo requiere.

Los problemas armados son unas de las razones principales y causas que nos ayudan a entender por qué el hambre lleva al límite a muchas familias y niños en el mundo. La violencia en realidad ocasiona un efecto dominó que termina estallando el estado nutricional de muchas personas, no solamente de los niños.

Las guerras destrozan los sistemas de agua y saneamiento, importantes para evitar enfermedades que no permiten que los niños puedan asimilar los nutrientes de los alimentos que comen y evitar las diarreas.

Además los conflictos armados obstaculizan la entrega de ayuda humanitaria.

El hambre y la inestabilidad política

La inestabilidad política es afectada de muchas formas en diferentes países, la debilidad de muchas instituciones y organizaciones no les permite tomar las medidas necesarias para la lucha contra la desnutrición de una población.

Si te gustó la información acerca de cómo funciona el hambre, te invitamos a seguir leyendo los siguientes posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *