cómo funcionan los hilos tensores

¿Cómo funcionan los hilos tensores?

La mayoría de las personas llegan a una edad en la que les preocupa la aparición de arrugas y la pérdida de firmeza en la piel de su rostro. Sin embargo, atacar estos efectos no es para nada imposible, existen muchas técnicas ideales para tal fin. Hoy vamos a referirnos a una de ellas, cómo funcionan los hilos tensores.

Envejecimiento facial

cómo funcionan los hilos tensores procedimiento

El envejecimiento del rostro es un proceso indetenible que conlleva a una serie de cambios tanto funcionales como morfológicos en cada una de las partes de la cara. Estas partes incluyen piel, sistema musculoaponeurótico superficial, grasa subcutánea, hueso, músculos y ligamentos faciales.

Este efecto no solo es causa del avance de los años, también es producto de la exposición desmedida al sol y de la deshidratación de la piel. Factores que producen que los tejidos del rostro caigan abriendo camino a las arrugas y surcos faciales.

El tipo de arruga depende del grado de estos factores. La corrección de estos efectos es posible gracias a la existencia de diferentes procedimientos, vamos a explicar más delante uno de ellos, cómo funcionan los hilos tensores.

¿Cómo funcionan los hilos tensores?

La técnica de los hilos tensores es uno de los procedimientos no invasivos útiles a la hora de reducir o prevenir la flacidez y carencia de firmeza. La aplicación de estos en cara y cuello produce resultados impresionantes y casi de manera inmediata, sin que el rostro pierda la expresión natural. Este procedimiento se basa en insertar dichos hilos en la dermis provocando el autolifting bilógico como resultado de la fibrosis que se genera. Previamente se limpia y anestesia el rostro.

Normalmente, los hilos tensores son aplicados después de algún tratamiento estimulador de la producción de colágeno. El cual es guiado por los hilos ya instalados para que lleguen hasta las zonas más flojas. El tratamiento dura de 12 a 18 semanas de acuerdo a la condición de cada persona y de la respuesta al mismo. En casos muy fuertes se repite el tratamiento pasados 2 a 3 meses de la primera aplicación.

Hilos tensores: aspectos generales

Es importante señalar que gracias a la forma cómo funcionan los hilos tensores no se producen cicatrices. Además, es una técnica indolora, que no exige reposo. Los beneficios que se logran con esta técnica son muchos, reafirmación del cuello y contorno del rostro, minimizan las líneas de expresión del contorno de los ojos. Eliminan las arrugas de la frente, estimula el rejuvenecimiento de la piel y la producción de colágeno, levanta las cejas, son biocompatibles y reabsorbibles, etc.

Por otro lado, no solo rejuvenecen la piel devolviéndole la luminosidad, elasticidad y tersura, también sirve para tratar otras áreas del cuerpo. Tales como pecho, abdomen, glúteos, brazos y muslos.

Ahora bien, la edad promedio para someterse a esta técnica es a los 35 años justo en lo que aparezcan las primeras señales de líneas de expresión.  Por el contrario, en edad muy avanzada los mismos ya no hacen magia y habrá que recurrir a tratamientos quirúrgicos.

No importa la edad que tengas si ya tu rostro muestra las primeras líneas de expresión es el tiempo perfecto para actuar. Gracias a la forma cómo funcionan los hilos tensores prevendrás la aparición de las desagradables arrugas.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *