cómo funciona una hipoteca fija

¿Cómo funciona una hipoteca fija?

Un préstamo hipotecario, usualmente llamado“hipoteca” es uno de los escenarios más recurrentes cuando solicitamos un préstamo de financiación a una entidad bancaria. Existen varios clases de hipotecas disponibles al momento de solicitar un préstamo. En las próximas líneas te contaremos cómo funciona una hipoteca fija y sus ventajas frente a los otros tipos.

¿Qué es una hipoteca fija?

Para saber qué es una hipoteca fija es pertinente que primero identifiques qué es una hipoteca. Un préstamo hipotecario, coloquialmente conocido como hipoteca, es un derecho que relaciona la propiedad de un bien económico de valor para garantizar el cumplimiento de una obligación de pago.

Generalmente, las hipotecas son establecidas por los bancos cuando sus clientes solicitan una financiación para la compra de una vivienda u otro bien inmueble, para ello, la propiedad se vincula como garantía del propio inmueble.

Ahora bien, para conocer cómo funciona una hipoteca fija es fundamental establecer que este es el tipo de préstamo más ofrecido por los bancos. El mismo consiste en la aplicación de un mismo tipo de interés durante toda la duración del préstamo, por lo que se trata de una hipoteca cuyas cuotas de importes se mantienen fijas a lo largo del tiempo.

¿Cómo funciona una hipoteca fija?

Con base en lo anterior, las hipotecas fijas son establecidas una vez que se crea el contrato de préstamo. En esta se fija la cuota mensual con un mismo tipo de interés. Lo esencial de cómo funciona una hipoteca fija reside en que, el prestatario pagará una misma cuota mensual, cada mes, sin verse afectado con las fluctuaciones de los intereses durante el plazo de tiempo del préstamo.

Lo anterior convierte a los préstamos hipotecarios fijos en una de las opciones más atractivas para las personas. Ahora bien, generalmente las entidades bancarias al facilitar este tipo de préstamos ofrecen intereses más bajos cuando el cliente domicilia su nómina, hace uso de tarjetas del banco o contrata algún tipo de seguro, entre otras alternativas.

Tipos de intereses

qué es una hipoteca fija

Al momento de fijar la cuota mensual, el banco establece el tipo de interés a partil del cual se calculará el importe de la cuota mensual para el prestatario. Generalmente esta cuota se calcula con base en los siguientes intereses:

1.- Tipo de Interés Nominal (TIN). Este consiste en un porcentaje fijo que se aplica a la cantidad prestada y que permite determinar la cuota a pagar.

2.- Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva (TAE). Este indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero.

Características de la hipoteca fija

1.- La cuota mensual a pagar siempre será la misma.

2.- El tipo de interés con el que se oferta suele ser un poco más alto que el de una hipoteca variable.

3.- El plazo de devolución del préstamo generalmente es menor que el plazo permitido en las hipotecas variables.

4.- Dado que el plazo de cancelación es menor, las cuotas mensuales son más altas.

Al momento de seleccionar el tipo de préstamo es fundamental evaluar los pros y contra de cada uno de los tipos. Por este motivo, en las líneas pasadas te explicamos cómo funciona una hipoteca fija y sus características asociadas.

No te vayas sin visitar las siguientes entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *