qué es el hormigón

¿Cómo funciona el hormigón?

En las construcciones se hace uso de diversos materiales a los que se debe el poder realizar las labores propias del este sector. Uno de estos y que conocerás en esta ocasión es el hormigón. Si no sabes lo que este es te encuentras en el lugar indicado. Aquí podrás conocer qué es y cómo está constituido. Te invitamos a que continúes leyendo este artículo para que te puedas enterar de cómo funciona el hormigón.

¿Qué es el hormigón?

Antes de explicarte cómo funciona el hormigón te diremos lo que es. Se trata de uno de los materiales que se utilizan con frecuencia en las construcciones. A este también se le denomina concreto y está compuesto por agua para aportar plasticidad y humectación a la mezcla. Igualmente, está conformado por elementos áridos como arena o grava que le dan resistencia y firmeza. Al igual que de un aglomerante como el cemento que tiene la propiedad de unir variadas sustancias.

Asimismo, en su composición está una pequeña proporción de aire. Además, se le pueden agregar aditivos con la finalidad de alterar alguna propiedad en particular. Este tiene principalmente dos estados: el plástico o fresco y el endurecido. El plástico es el resultado de mezclar y amasar sus componentes, en este es manipulable y permite adaptarlo según se requiera. El endurecido es el estado posterior al fresco, cuando el hormigón se ha solidificado y si se intenta manipular puede dañársele.

¿Cómo funciona el hormigón?

para qué usar el hormigón

Ahora que conoces más acerca de este, te explicamos a continuación cómo funciona el hormigón. Cada uno de los elementos que conforman el hormigón deben ser previamente estudiados y calculados. Así se obtendrá un hormigón con las características adecuadas que debe poseer en sus dos estados. La mayor parte de este (el 60 y 75%) está elaborado con materiales áridos. Estos tendrán que ser tan resistentes como lo que se espere de la mezcla final.

Al elegirse los áridos se debe evitar: yeso, caliza blanda, feldespato y rocas porosas. Por otra parte, se sugiere usar elementos como calizas o rocas volcánicas molidas para asegurar más duración en zonas que la requieran. Por su parte, el agua (15 y 20%) es vital, ya que es indispensable para amasar el cemento (10-15%). Esta debe usarse con las medidas justas y necesarias. Si se excede podría formar huecos y disminuir la resistencia, en caso contrario se obtendría una mezcla poco maleable.

Hormigón armado

Este es uno de los tipos de hormigón más nombrados, puesto que es el de uso común en las construcciones. Debe su nombre a que internamente posee una especie de armazón hecho en material de acero. Entre sus cualidades está su capacidad para soportar esfuerzos derivados de la tracción o presión ejercida sobre él.

Acabas de enterarte de cómo funciona el hormigón. Así que ahora cuentas con información detallada sobre esta parte esencial para toda construcción que se lleve a cabo. Además de poseer conocimiento sobre su composición, las características de esta y el hormigón que suele utilizarse.

Si te gustó, visita más enlaces similares aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *