de qué se trata un impermeabilizante

¿Cómo funciona un impermeabilizante?

En el sector de la construcción cada detalle de la obra es relevante y repercutirá directamente en la calidad de esta. Un factor del que es importante mantener esta a salvo es el clima. Por ello en esta oportunidad centraremos este artículo en hablar de los impermeabilizantes. Si no los conoces o si deseas ampliar información sobre estos, te invitamos a que no dejes de leer. Aquí te enterarás de cómo funciona un impermeabilizante.

¿Qué es un impermeabilizante?

Antes de que te digamos cómo funciona un impermeabilizante, es importante que sepas de lo que trata. Este es un líquido o una sustancia que tiene por fin crear un efecto impermeable y evitar el paso del agua. Por lo tanto, protege al edificio o vivienda de las filtraciones de agua que pueden llegar a causar daños a la construcción. Se colocan bien sea en el techo, paredes, terraza y hasta en el sótano.

Con un impermeabilizante, una vez terminada la edificación, la lluvia o nieve no serán una amenaza de deterioro para esta. De modo que su vida útil será más larga y la humedad en la edificación no será un problema. Por lo que la estructura de la construcción se mantendrá en buenas condiciones, al igual que las cosas que estén dentro. El impermeabilizante podrá ser instalado tanto por dentro como por fuera y su objetivo continuará siendo el mismo.

¿Cómo funciona un impermeabilizante?qué es un impermeabilizante

Ahora que sabes de lo que se trata, te explicamos cómo funciona un impermeabilizante. De este se encuentra una variedad de opciones. Existen impermeabilizantes que se distinguen por la naturaleza del material con el que fueron fabricados, pudiendo ser entonces orgánicos, sintéticos, pétreos o metálicos. Asimismo, varían según su calidad, duración y el acabado que posean que puede ser más o menos estético.

Igualmente, los impermeabilizantes se podrían clasificar según el lugar o parte de la obra a donde serán destinados. Pues su instalación puede ser realizada también en un muro, jardinera, cimentación y/o azotea. Por otra parte, a estos se puede añadir algún otro material que proteja de los rayos UV.

Impermeabilizantes sintéticos

En estos se hallan las telas asfálticas y los nanotecnológicos, cuya duración es asegurada por 10 años. En esta categoría los de mayor durabilidad son los de resina poliméricas que se aplican en caliente y alcanzan los 25 años. Además del poliuretano, que es de aplicación en frío y es capaz de sobrepasar los 50 años.

Impermeabilizantes naturales

De este grupo forman parte impermeabilizantes naturales derivados del látex como el clorocaucho que es aplicado en frío y dura 3 años.  También está el EPDM (de aplicación en frío) con una protección asegurada por 5 años.

Impermeabilizantes de naturaleza pétrea

En esta clasificación están los elaborados con material como el granito que perduran hasta 50 años y los de fibrocemento que los superan. Esta incluye la silicona y los impermeabilizantes cementosos que prometen una duración de 3 años.

Acabas de enterarte de cómo funciona un impermeabilizante. Ahora conoces lo que es, cuál es su utilidad y cuáles son sus tipos comunes.

Si te resultó de interés, visita más enlaces aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *