cómo funciona la inmunoglobulina

¿Cómo funciona la inmunoglobulina?

La inmunoglobulina es un elemento del cuerpo que desempeña un papel muy importante para la salud. Aquí te explicaremos de una forma muy básica cómo funciona la inmunoglobulina para que puedas entenderla un poco mejor. Si te interesa seguir aprendiendo acerca del tema entonces, solo debes continuar leyendo la entrada.

¿Qué es la inmunoglobulina?

La inmunoglobulina o anticuerpos, son proteínas que representan un papel muy importante en el cuerpo porque tienen una gran influencia en el equilibrio del sistema inmunológico. La inmunoglobulina circula por el torrente sanguíneo con el fin de cumplir distintos tipos de funciones en el cuerpo. La misma también se conoce como Ig.

Se encarga de combatir infecciones con ayuda de otros elementos del cuerpo. Los pacientes con cáncer o con cierto tipo de afecciones tienen niveles de inmunoglobulina mucho más altos de lo normal. Es por ese motivo que la medición de la inmunoglobulina funciona como un marcador tumoral.

¿Cómo funciona la inmunoglobulina?

aprender cómo funciona la inmunoglobulina

Su funcionamiento gira en torno a la forma en que se encuentra sintetizada por las células plasmáticas y los linfocitos B maduros. Tal proceso se lleva a cabo como respuesta gracias a la estimulación del antígeno que busca actuar como un anticuerpo. De ese modo, se desarrolla un método de defensa para una parte específica del organismo.

La inmunoglobulina, al mismo tiempo, tiene la capacidad de presentarse de un modo monomérico en la membrana del linfocito B. De esa forma, podrá comportarse como un receptor para el antígeno. Pero, también existe la posibilidad de que se secreten al medio extracelular. Cuando eso pasa, funcionan como anticuerpos.

Composición química de la inmunoglobulina

Sus moléculas se constituyen por cadenas ligeras (L) y pesadas (H) que se encuentran unidas por puentes de disulfuro. Las mismas se encuentran divididas por cinco clases diferentes. Tales clases se denominan como: IgD, IgE, IgA, IgM, IgG. La IgG, IgE e IgD se encontrarán siempre secretadas de forma monomérica.

Por otra parte, la IgA y la IgM se secretan de un modo polimérico. En cuanto al IgG, el mismo se desempeña como el isotipo que circulará de forma predominante. La IgM se formará primero y representa a uno de los componentes naturales del sistema inmunitario gracias a su capacidad que permite activar complementos.

También, la IgE es la encargada principal de combatir problemas o dificultades asociadas con fenómenos derivados de la anafilaxia. Por último, la IgA es aquel isotipo que se encarga de la defensa en la zona de las mucosas y las secreciones que se manifiestan a nivel externo como la leche, saliva, moco bronquial, entre otros.

Entonces, gracias a la estructura de la inmunoglobulina, la misma puede encontrar lugares de unión en la parte superficial de las células sanguíneas existentes e influir en el comportamiento de las mismas. De esa manera, podrá regularse la maduración, proliferación y toda la actividad celular del sistema inmunitario en general.

Quizás tengas interés en leer algunas entradas de nuestro sitio web que son un poco similares a cómo funciona la inmunoglobulina:

¿Cómo funciona la inmunoglobulina?
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *